Nota de Prensa.- Sábado, a las 12.20 h, el 112 informó a Prefectura de un incendio en un domicilio de la calle de Provenza, a la altura de la calle Ancha, y que se había activado a Bomberos. Al llegar al lugar, la patrulla de la Policía Municipal observó que el lugar actuaban también dos unidades de los Mossos y tres unidades de Bomberos. Los agentes cortaron la calle Provenza, hasta la calle Ample, para facilitar las tareas de extinción. El Bomberos apagaron el fuego, con origen en el lavadero del domicilio por un posible calentamiento del suministro eléctrico de la lavadora y la secadora. Un vecino resultado herido, con quemaduras leves, al intentar apagar el fuego, y una ambulancia lo atendió. Finalmente, se extinguió el incendio y los agentes reabrieron la circulación de la calle.

Dos pequeños incendios en un huerto, en la carretera de Rubí, y en una zona boscosa

Hacia las 13.30 del viernes, una unidad de la Policía Municipal acudió a la zona de huertos ubicada en la carretera de Rubí después de que el servicio del 112 alertara de un incendio en un trozo de una huerta particular. Una vez en el lugar, los agentes comprobaron que ya había un efectivo de los Bomberos, que tardaron media hora en sofocar las llamas de unos palets y unas cañas que delimitaban el huerto. El fuego no afectó a ninguna persona. La unidad policial dio apoyo a los Bomberos y se levantó el acta correspondiente.

Por otra parte, pasadas las 19 h, los agentes destinados a la vigilancia del área forestal de la ciudad detectaron un incendio incipiente en la zona boscosa de la calle del Aire, detrás de la gasolinera del punto kilométrico 17. actuar un camión cisterna del Parque de Bomberos de Terrassa, que extinguido el fuego y remojar la zona afectada, de unos 200m2. No hubo heridos.

Un particular retiene a una mujer que había entrado a robar a su domicilio

A las 18.15 h del viernes, la propietaria de una vivienda ubicada en la carretera de Castellar, a la altura de la calle del Doctor Pearson, encontró una mujer junto a la puerta de acceso a su domicilio que llevaba tres bolsas llenas de objetos, entre los que reconoció a un pequeño joyero con varias joyas, como propio. Ante los hechos, esta persona retuvo a la presunta furtadora, mientras otro miembro de la familia solicitaba la presencia policial. Tres patrullas acudieron al lugar y los agentes comprobaron que la ladrona podía haber utilizado unas tijeras para forzar la puerta. También comprobaron, junto con el titular de la vivienda, que las habitaciones estaban revueltas y que faltaban algunos objetos, los cuales se encontraban en el interior de las bolsas antes descritas. Los agentes detuvieron a la responsable de los hechos y la trasladaron al Hospital Universitario MútuaTerra ssa porque presentaba algunas arañazos en la cara, posiblemente consecuencia del forcejeo con la víctima al intentar fugarse. Se instruyeron diligencias contra la sospechosa por estar implicada en un robo con fuerza, al tiempo que hicieron una lista de todo lo sustraído, que fue entregado a su titular.

Diligencias penales contra dos conductores implicados en un delito contra la seguridad del tráfico

A las 23 h del sábado, unos agentes pararon un vehículo que circulaba por la calle de Les Borges Blanques, en dirección a la carretera de Castellar, ya que su conductor había hecho un extraño al verse sorprendido por la presencia policial. En pedirle la documentación, el conductor manifestó que no disponía del carné de conducir. Se hicieron gestiones y se averiguó que no había tenido ninguna licencia para conducir vehículos de motor. Los agentes le informaron de que intruso diligencias penales por estar implicado en un delito contra la seguridad del tráfico, al tiempo que inmovilizaron el vehículo.

Al 01:45 h del domingo, una unidad de la Policía Municipal detuvo un conductor en la calle Colón, a la altura de la avenida de Santa Eulalia. Los agentes observaron que presentaba síntomas de estar bajo la influencia de alguna sustancia tóxica, por lo que lo trasladaron a las dependencias policiales, donde se le sometió a las pruebas de detección de alcohol, con resultados negativos. A continuación, se le sometió al test de drogadicción, con resultado positivo en opiáceos. Por este motivo, se le emitió la correspondiente sanción, al tiempo que los resultados fueron emitidos al departamento correspondiente para el análisis; también se le inmovilizó el vehículo.

La Policía Municipal denunció un conductor que circulaba de manera insegura por la calle de la Autonomía, a la altura de la calle de Emili Badiella, pasadas las 5 h del domingo. Dio positivo en el consumo de alcohol, con tasas de 0,46mg / l y 0,44mg / l. Además de sancionarlo, también se inmovilizó el vehículo.

Siete accidentes con heridos durante el fin semana

A las 13.20 h del domingo, tuvo lugar el atropello de un menor de edad en la avenida de Jaime I, a la altura de la plaza de la Mujer. El menor fue trasladado por una ambulancia al Hospital Universitario Mutua errassa.

Otro atropello tuvo lugar a las 20.50 h, en la calle del Doctor Salvá, a la altura de la calle de Marconi, cuando una furgoneta realizaba marcha atrás y golpeó al peatón, que cruzaba la calzada. El vehículo se marchó del lugar sin detenerse y los testigos de los hechos sólo pudieron tomar parte de la matrícula de la furgoneta. El peatón fue trasladado por una ambulancia al Hospital Universitario MútuaTerrassa.

A las 18.30 h del viernes, el 112 alertó a la Policía Municipal de un accidente de tráfico en la calle del Valle, a la altura de la calle del Col • legi, donde un vehículo se había estrellado solo contra una valla. Los agentes comprobaron que el responsable de los hechos estaba ileso pero presentaba una grave intoxicación etílica. Lo trasladaron a la sede policial, donde se le sometió a las pruebas de alcoholemia, con tasas de 0,89mg / l y 0,88mg / l. El conductor fue informar que se harían diligencias penales, así como también un parte de accidente, ya que el accidente había provocado daños materiales de carácter patrimonial y particulares. El vehículo fue retirado de la vía por una grúa de su asistencia.

Por último, a las 3.30 h del sábado, un particular contactó con la sede policial para informar que en la rotonda de la carretera de Matadepera, con la avenida de Béjar, un vehículo había chocado contra una farola del alumbrado público. Los agentes comprobaron que el conductor no había sufrido ninguna lesión y detectaron olor a alcohol. Una unidad de los Mossos, allí presente, le hizo las pruebas de alcoholemia, con resultados de 0,51mg / l y 0,46mg / l. Fue necesaria la presencia del servicio responsable para la retirada de la farola de la vía pública. Los agentes instruyeron diligencias penales de los hechos y el vehículo fue retirado de la vía por una grúa particular.

Tuvieron lugar también tres accidentes con un turismo y una motocicleta implicados. El primero fue el viernes, a las 19 h, en la carretera de Rellinars, a la altura de la calle de la Salud. El motorista fue trasladado por una ambulancia al Hospital Universitario MútuaTerrassa.

A las 13 h del sábado, en la calle de Pau Marsal, a la altura de la calle de Estanislau Figueres, chocaron un turismo y una motocicleta, con una persona herida, que fue trasladada al Hospital Universitario MútuaTerrassa .

Finalmente, el domingo, a las 11.45 h, dos dotaciones policiales se desplazaron a la carretera de Martorell, con la calle de Mossèn Josep Moncau, donde se había producido un accidente de tráfico entre un turismo y una motocicleta, en el que la motorista había quedado herida. Mientras una de las dotaciones policiales apoyaba la ambulancia para trasladar a la víctima al Hospital Universitario MútuaTerrassa, la otra hizo tareas de regulación y desvío del tráfico por otras vías adyacentes hasta que ambos vehículos pudieron ser retirados de la vía .