Nota de Prensa.- El Ayuntamiento ha puesto en marcha la campaña reivindicativa “Queremos Terrassa Zona 2” que reclama la aplicación urgente de medidas, que deberá aceptar y concretar la Generalitat, para acabar con el sobrecoste que deben pagar los y las terrassenses para desplazarse en transporte público en Barcelona. Desde que en 2001 se situó Terrassa en la zona tarifaria 3 del sistema integrado de transporte, la reivindicación de cambio de zona ha sido insistente y constante por parte del Ayuntamiento. En los últimos años, se han aprobado hasta cuatro acuerdos de Pleno en este sentido que no han obtenido respuesta positiva (24-09-2015, 27-10-2016, 25-01-2018 y 25-10-2018).

Igualmente, el pasado otoño, cuando se dio a conocer el cambio de zona tarifaria para 18 municipios del ámbito metropolitano y vallesano, que pasarían de Zona 2 Zona 1 (la más económica para los usuarios y usuarias), la alcalde de Terrassa pidió una aclaración por carta al conseller de Territorio y Sostenibilidad, también presidente de la ATM; el secretario de Infraestructuras y Movilidad, Isidre Gavín; y la presidenta de la AMB, Ada Colau. En las misivas, el alcalde exigía, una vez más, que se acabara con el agravio tarifario. También le hizo personalmente la petición expresa al conseller de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet.

Acabar con un agravio comparativo

Ante esta situación, el Ayuntamiento ha puesto en marcha una campaña para liderar una reivindicación de ciudad, compartida también por sindicatos, agentes económicos y sociales y por la ciudadanía en general. La campaña incluye la instalación de carteles de gran formato cerca de las estaciones de ferrocarril de la ciudad y la distribución de 200 carteles por los Centros Cívicos y equipamientos municipales. También se distribuirán 5.000 tarjetones por los circuitos de distribución Postalfree y los equipamientos, se publicarán anuncios en la prensa local y se difundirán mensajes por las redes sociales y la web municipal.

La campaña reivindicativa recuerda que la ciudadanía de Terrassa sufre un agravio en comparación con algunos municipios vecinos. Hasta quela Generalitat no ponga en marcha la T-Movilidad, un nuevo sistema que ha sufrido varios retrasos y que debería ser más justo y proporcional, el Ayuntamiento exige que Terrassa pase de la zona tarifaria 3 a la 2, o bien que se aplique urgentemente una rebaja provisional del precio de los títulos de transporte para nuestra ciudad. 

Anuncios