Los Mossos de la División de Investigación Criminal (DIC) de la Región Policial Metropolitana Norte han desarticulado un grupo criminal especializado en cometer robos en domicilios del Vallès Oriental y Occidental.

La operación policial ha permitido detener a cinco personas, de nacionalidad albanesa, de edades comprendidas entre los 18 y los 41 años, a las que se las considera autoras de hasta 11 robos en domicilios: dos en Sant Quirze del Vallès, uno en Matadepera, uno en Terrassa, dos en Granollers, dos en Lliçà d’Amunt, dos en Caldes de Montbui y uno en Bigues i Riells.

La investigación se inició a principios de febrero de este año cuando los agentes identificaron un hombre al que le constaban diversos antecedentes por robar en domicilios y también el vehículo con el que se desplazaba. El hombre tenía una actitud de vigilancia y se movía con discreción intentando pasar desapercibido.

De esta identificación los investigadores relacionaron este hombre con un grupo formado por cinco personas que se dedicaban a los robos en domicilios en varias poblaciones del Vallès. Los individuos actuaban juntos y se distribuían las tareas para mejorar la efectividad de los robos y por procurarse una fuga rápida. Accedían a los domicilios forzando puertas o ventanas y sustraían objetos de valor fáciles de transportar.

El día 20 de febrero los agentes localizaron el vehículo sospechoso cuando salía de un domicilio que había sido violentado en Bigues i Riells y se estableció un dispositivo policial para detenerlo. El vehículo circuló de manera temeraria a gran velocidad, atravesando líneas continuas y avanzando vehículos en circunstancias de riesgo para los demás usuarios de la vía. Cuando el coche se vio atrapado por los agentes impactó con los dos coches policiales, de hecho, lo hizo frontalmente con uno que le cerraba el paso. Los agentes salieron rápidamente e intentaron sacar al grupo del coche, los cuales se resistieron activamente.

Dentro del vehículo los investigadores localizaron un mazo, un destornillador, guantes de trabajo y una linterna. Además, los cinco hombres, que fueron detenidos en ese momento, llevaban encima varias joyas que fueron reconocidas por una de las víctimas.

A raíz de esta detención los investigadores, con la autorización del Juzgado de Instrucción número 4 de Sabadell, hicieron una entrada y registro en las diversas habitaciones que ocupaba el grupo en un hostal de Barcelona. Dentro de las habitaciones los agentes localizaron varios objetos relacionados con otros robos.

Gracias a la investigación se ha relacionado al grupo con 10 robos en domicilios más y, por tanto se les detiene por un total de 11 hechos: dos en Sant Quirze del Vallès, uno en Matadepera, uno en Terrassa, dos en Granollers , dos en Lliçà d’Amunt, dos en Caldes de Montbui y uno en Bigues i Riells.

Los detenidos pasaron a disposición judicial el 23 de febrero y el juez decretó el ingreso en prisión de los cinco detenidos. 

Anuncios