Una imitación autóctona cutre de los Sons of Anarchy

Los Mossos de la División de Investigación Criminal de Sabadell detuvieron el día 26 de febrero diecinueve personas en el marco de un operativo policial destinado a las actividades ilícitas que llevaban a cabo miembros de la banda de moteros Hell ‘s Angels MC. La investigación los relaciona con delitos contra la salud pública, robos con violencia, coacciones, extorsión, lesiones, tenencia de armas y pertenencia a organización criminal.

En marzo de 2018 la Unidad Central de Bandas Criminales tuvo conocimiento de un incidente grave protagonizado por miembros de Hells Angels MC del capítulo de Tarragona. Cinco de sus componentes irrumpieron violentamente en un bar de Cambrils donde había integrantes de un club rival y los agredieron violentamente con sillas y objetos contundentes. Se llevaron el chaleco de una de las víctimas como trofeo.

Las pesquisas iniciales mostraban que no trataba de un hecho aislado sino de una agresión motivada por el control del territorio y que se enmarcaba en la dinámica violenta de las conocidas como “bandas moteras”.

En el transcurso de la investigación, se puso de relieve que los componentes del capítulo de Tarragona de Hells Angels MC conformaban una organización criminal perfectamente estructurada y jerarquizada con el fin de traficar con drogas y cometer delitos violentos. Los agentes también corroboraron que los moteros aplicaban una estricta disciplina interna contra aquellos integrantes del grupo que violaban las normas de la organización.

Se constató que el Hells Angels MC Tarragona, que contaba con integrantes en Cataluña, Aragón y País Vasco, ejercía la violencia y la intimidación hacia otros clubes de moteros presentes en su territorio a los que habían sometido a su control y supervisión. Igualmente afloraron nuevos enfrentamientos violentos con otros clubes motivados por las rivalidades existentes. Además, el capítulo de Tarragona tenía una marcada ideología de extrema derecha y a lo largo de la investigación se evidenciaron agresiones de tipo racista y xenófobo cometidos por miembros de la banda.

Por otra parte, se constató que Hells Angels MC Tarragona aplicaba una estricta normativa interna que implicaba castigos físicos y económicos y que, en caso de expulsión de uno de sus componentes, sufría agresiones y se le apropiaban de la motocicleta. Además la obligaban a borrarse cualquier tatuaje con simbología de la banda bajo la amenaza de represalias si no lo hacía.

En relación con el tráfico de drogas se evidenció que el capítulo de Tarragona contaba con cultivos de marihuana en inmuebles que se alquilaban expresamente para hacer esta actividad ilícita que otros integrantes del club hacían los propios domicilios. Del mismo modo también traficaban con cocaína, tanto desde la sede del club como a través de negocios relacionados con sus integrantes. Cabe destacar que también se detectó que la sede de Hells Angels MC Barcelona funcionaba como punto de venta de cocaína.

El día 26 de febrero de 2019 se realizó un dispositivo policial con trece entradas en las sedes de los capítulos de Tarragona y Barcelona de los Hells Angels MC, así como domicilios de los principales investigados y establecimientos relacionados con el cultivo y tráfico de sustancias estupefacientes. Se arrestaron diecinueve personas en Cataluña y el País Vasco, tanto de miembros de Hells Angels MC como de personas relacionadas con la organización.

En el transcurso de la entrada a la sede de Tarragona se decomisaron diversas sustancias estupefacientes destinadas al tráfico, entre otros indicios relacionados con tráfico de drogas. También se intervino un arma de fuego que miembros del club utilizaban para llevar a cabo acciones violentas en el ámbito de la disciplina interna y en enfrentamientos con grupos rivales o personas contrarias a sus intereses.

Los agentes intervinieron abundante documentación, material informático y dispositivos electrónicos con información sobre el funcionamiento, estructura y normativa interna de Hells Angels MC, además de objetos y material relacionado con la organización y con simbología nazi y fascista.

Durante la investigación los policías constataron que los Hells Angels MC están en un proceso de expansión en España y que los diferentes capítulos, tanto a nivel nacional como internacional, están fuertemente relacionados y estructurados, con órganos de dirección que supervisan el actividad de la organización.

La investigación continúa abierta dado que de la documentación y del material intervenido en las entradas y registro podrían surgir relaciones con otros hechos delictivos o de otras personas involucradas. Cabe destacar la elevada cifra negra que existe en los hechos delictivos relacionados con las bandas moteras debido a la violencia y la intimidación que ejercen hacia sus víctimas.

Los detenidos pasaron a disposición judicial el día 28 de febrero y el juez decretó prisión para dos de los arrestados y libertad con medidas cautelares para el resto.

Esta no es la primera vez que desde la DIC se investigan las actividades ilícitas de componente de los Hells Angels MC. El año 2017 un componente del club de motoristas Renegados MC fue asesinado en Castellar del Vallès. La investigación de la Unidad Central de Bandas Criminales evidenció que el crimen lo habían cometido integrantes de los Hells Angels MC Nomads, con sede en Sabadell. El motivo de la agresión mortal tenía que ver con el mantenimiento del estatus de superioridad de la banda ante el resto de grupos presentes en el territorio. En febrero de 2018 se realizó un dispositivo policial en el curso del cual los mossos detuvieron a los tres presuntos autores del asesinato, que ingresaron en prisión preventiva.

La muerte del miembro de Renegados MC fue la culminación de un incremento de la violencia ejercida por los miembros de las conocidas como “bandas moteras fuera de la ley”, ya que los últimos años se habían detectado otros incidentes violentos atribuibles a la actividad de estos grupos. A modo de ejemplo destacan agresiones cometidas por componentes de Metrauners MC en Barcelona, ​​un enfrentamiento entre grupos rivales en Manresa, así como procesos extorsionadores y agresiones por encargo cometidas por Hells Angels MC Nomads y Loods MC, que ya fueron investigados por la División de Investigación Criminal.

Anuncios