El Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca, y Alimentación informa que a partir de este viernes, 15 de marzo, hasta el 15 de octubre ya no se puede encender fuego en terreno forestal. Esta prohibición, recogida en el Decreto 64/1995, tiene como objetivo establecer una serie de medidas para prevenir los incendios forestales.
 
La norma regula que en los terrenos forestales, estén o no poblados de especies arbóreas, y en la franja de 500 metros que los rodea no se puede encender fuego sea cual sea su finalidad.

Especialmente, no se pueden quemar restos de poda y de aprovechamientos forestales, agrícolas o de jardinería, ni márgenes próximos a zonas forestales sin una autorización expresa del Departamento de Agricultura. Tampoco se pueden hacer fuegos de recreo ni de otros relacionados con la apicultura. Dentro de las áreas recreativas y de acampada y en parcelas de las urbanizaciones, se podrá hacer fuego cuando se utilicen barbacoas de obra con matachispas.


También queda prohibido tirar objetos encendidos; verter basura y restos vegetales e industriales de cualquier tipo que puedan ser la causa del inicio de un fuego; lanzar cohetes, fuegos artificiales u otros artefactos que contengan fuego, y utilizar sopletes o similares en obras realizadas en vías de comunicación que atraviesen terrenos forestales.

2018, un año excepcional
 
El año 2018 fue en Cataluña 312 incendios forestales, que quemaron 202 hectáreas. Fue el mejor desde que se tienen datos registrados de acuerdo con la actual metodología de recopilación estadística y se puede considerar como mínimo el mejor de los últimos 15 años. El buen comportamiento de las condiciones meteorológicas fue un elemento fundamental para la reducción tanto del número de incendios como de la superficie quemada. Las lluvias acumuladas de los primeros seis meses del año superaron la media ampliamente en la mayoría de comarcas y esto representó un cojín importante para evitar el inicio y la propagación de los incendios. Además, las condiciones de temperatura y humedad relativa fueron en general moderadas, lo que evitó situaciones de peligro extremo de incendios forestales.
 
En lo que va de este 2019, desde el 1 de enero hasta la fecha, ya se ha superado el total de hectáreas quemadas durante todo el año pasado. Concretamente, ha habido 62 incendios forestales, que han quemado 224,50 (datos provisionales). Lo más importante fue durante el mes de enero en Arties (Val d’Aran) con 193,1 hectáreas forestales quemadas.
 
Nuevo material divulgativo
 
Desde el Departamento, a través del Cuerpo de Agentes Rurales, se ha promovido un nuevo material informativo sobre la prohibición de hacer fuego en el bosque. Se trata de unos carteles y folletos que se distribuirán a los ayuntamientos, y que servirán para recordar cuando está prohibido hacer fuego, cuáles son las actividades de riesgo de provocar un incendio y qué trámites se deben hacer para tener autorizaciones excepcionales.

… y el Ayuntamieno de Terrassa también

Nota de Prensa.- Mañana, 15 de marzo, entra en vigor el Bando de Prevención de Incendios Forestales dictado por el alcalde de Terrassa, Alfredo Vega, que estará vigente hasta el 15 de octubre. En este documento se establecen las medidas de prevención de incendios forestales, con el fin de evitar la declaración de incendios en los bosques del término municipal de Terrassa y en la franja de 500 metros que los rodea.

En estos límites se prohíbe encender fuego para cualquier tipo de actividad; tirar objetos encendidos; verter basura, escombros, restos vegetales e industriales que puedan iniciar o propagar un fuego, como no está permitido tirar cohetes, globos, fuegos artificiales u otros artefactos que puedan estar en el origen de un incendio forestal. También se recuerda a la ciudadanía la importancia de comunicar la posible existencia de un incendio forestal al teléfono de Emergencias 112.

Sin embargo, desde el año 2015 está prohibido en Terrassa quemar restos vegetales de manera permanente durante todo el año, con el fin de reducir el riesgo de incendios, así como para preservar los ecosistemas del Anillo Verde, en cumplimiento del decreto de Alcaldía del 4 de febrero de 2015. Sólo de forma excepcional se podrán autorizar cremas por motivos fitosanitarios cuando haya peligro de infección y la autoridad competente en sanidad vegetal determine que es necesaria la quema de restos sin moverlas de sitio

Sin embargo, en Cataluña la Dirección General del Medio Natural y Biodiversidad otorga autorizaciones del 15 de marzo al 15 de octubre para casos excepcionales, como pueden ser la realización de fuegos para tareas agrícolas o forestales. Las solicitudes se pueden presentar en las oficinas del cuerpo de Agentes Rurales, el Consejo Comarcal o en la oficina comarcal del departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural. Las peticiones serán concedidas por la Generalitat, pero con el informe favorable del Ayuntamiento correspondiente.

Otras prohibiciones y actuaciones contempladas en el Bando son:

• Limitar la circulación de vehículos por pistas y caminos forestales. Sólo lo podrán hacer los que estén vinculados a las fincas de la zona, a la administración y los servicios públicos.

• Establecer que los terrenos utilizados como áreas recreativas tengan una zona de protección de 25 metros a su alrededor y una red de hidrantes en su perímetro que estén separadas, como máximo 200 metros una de la otra, o bien que tengan una reserva de agua.

• Prohibir, cuando el índice de peligro de incendio sea extremo del 15 de junio al 15 de septiembre, que a todos los terrenos forestales y en la franja perimetral de 500 metros se pueda encender fuego, utilizar fogones de gas y barbacoas; fumar dentro del bosque y hacer cualquier actividad de aprovechamiento forestal. También se activará la suspensión de todas las autorizaciones.

• Mantener las zonas de acceso a las urbanizaciones situadas en las zonas forestales limpias de vegetación, así como los caminos y las cunetas. Disponer de bocas de incendio de 100 mm de diámetro que tengan entre ellas una separación máxima de 400 metros.

• Instar a los titulares de líneas aéreas de conducción de energía eléctrica a mantener limpias sus zonas y hacerlo también a las entidades propietarias o concesionarias de carreteras y otras vías públicas.

• Recordar los propietarios forestales la necesidad de mantener las fincas limpias de vegetación y de maderas procedentes de la tala de árboles.

Anuncios