Prensa Cecot.- La patronal Cecot instaló el pasado mes de enero un punto de recarga para vehículos eléctricos que este mes de marzo se pondrá en marcha para que las personas que forman parte de las empresas asociadas a la entidad puedan recargar su vehículo eléctrico de forma gratuita en horario de apertura del edificio institucional.

“Poner un punto de recarga no deja de ser anecdótico teniendo en cuenta la gran estrategia de transición energética que necesitará el país”, comenta Antoni Abad, presidente de la patronal catalana, “sin embargo los avances también vienen de la suma de pequeñas acciones, como lo puede ser esta “. Desde la entidad que preside Abad, de orígenes industriales en su constitución, se ha trabajado con mucha intensidad el ámbito de las energías ya que se convierten en un factor estratégico de competitividad empresarial y, al mismo tiempo, elemento de desarrollo económico y de bienestar social de un territorio.

“Precisamente por esta dualidad entre crecimiento económico y el respeto con el entorno para favorecer la cohesión social, es porque desde la entidad buscamos vías y alternativas que permitan dibujar sistemas sostenibles”, afirma Abad. Desde el pasado mes de noviembre, la Cecot forma parte de la Asamblea Urbana de Cataluña, el ente encargado de elaborar la Agenda Urbana de Cataluña para afrontar los retos tecnológicos, ambientales, energéticos y de cohesión social. El compromiso de todos los integrantes es el de la consecución de un modelo de desarrollo urbano que sea sostenible desde las tres dimensiones: la social, la ambiental y la económica.

En este sentido, desde la Cecot hemos pedido reiteradamente a las administraciones el trabajar de manera conjunta, agentes económicos, sociales y los diferentes niveles de la administración pública sobre temas estructurales que deben ayudarnos al progreso económico y al apoderamiento de la sociedad. La Asamblea Urbana de Cataluña, que persigue diagnosticar, analizar, discutir, debatir, proponer y, finalmente, validar la orientación de las políticas urbanas para los próximos años es una buena oportunidad para hacer efectivo este liderazgo colaborativo y co-participado que menudo reivindica la Cecot.

Más allá de las constantes demandas en el cambio de modelo del sistema eléctrico o de los sistemas tarifarios tanto eléctricos como gasísticos que dependen de las voluntades políticas de los gobernantes de turno, la Cecot ha ido abriendo líneas de trabajo en la búsqueda de hacer más sostenible el desarrollo económico, como por ejemplo, la línea de trabajo relacionada con la economía circular con la que sí puede avanzar en la sensibilización sobre el tejido empresarial mientras se analizan las problemáticas, repercusión o necesidades administrativas que pueden ser necesarias para implementarse.

Se estima que gracias a la Economía Circular se podría generar, de aquí a 2030, un beneficio de más 1,8 billones de euros al conjunto de la UE (0.9 billones más que con el modelo actual) además de un ahorro en materias primas por parte de la industria que podría alcanzar el 8% de la facturación anual de la Unión Europea. Según el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, los puestos de trabajo podrían crecer un 1% si hubiera un cambio de modelo a nivel europeo.

La economía circular es un concepto económico que se incluye en el marco del desarrollo sostenible y que tiene por objetivo la producción de bienes y servicios al mismo tiempo que se reduce el consumo y desperdicio de materias primas, agua y fuentes de energía. Se trata de implementar una nueva economía, circular -no lineal-, basada en el principio de “cerrar el ciclo de vida” de productos, servicios, residuos, materiales, agua y energía. Parafraseando el director de la Fundación Cecot Innovación durante la presentación de la herramienta de autodiagnóstico de Circularidad las empresas, “esta realidad nos ha hecho buscar y trabajar en nuevas estrategias de competitividad empresarial basadas en la sostenibilidad y que puedan ser útiles para las nuestras empresas “. Es por eso que el mes de abril la Cecot, con el apoyo de la Agencia de Residuos de Cataluña, desarrolló una herramienta para ayudar a las empresas a posicionarse en un nuevo mapa de actuación basado en la sostenibilidad que ayude a definir su propia estrategia de innovación dentro de un nuevo paradigma basado en la economía circular.

Sea como sea, el actual modelo económico lineal, basado en fabricar, usar y tirar, está llegando a su fin debido al agotamiento de recursos y esto abre la puerta a trabajar en nuevas estrategias de competitividad donde la Cecot estará siempre presente.