Nota de Prensa.- Los jardines de Ròmul y Piñol están situados en el barrio del Roc Blanc. Es el paseo longitudinal central delimitado por las calles de Icaria, Sicilia, Bailén y Dom Bosco que, con los años, se ha convertido en un punto de encuentro infantil y familiar, no sólo del vecindario, sino también de las personas usuarias de los equipamientos públicos cercanos, como son la Escuela Infantil Municipal la Casona y la Residencia y Centro de día la Pineda. Hasta ahora, los usuarios de estos equipamientos públicos tenían que ir hasta la calle de en Carrasco y Formiguera para encontrar un recorrido accesible que los llevara a la zona de juegos infantiles y adaptados. Con la actuación que se lleva a cabo se mejorarán los itinerarios desde ambos equipamientos y desde la zona residencial del cruce de las calles de Sicilia y de Salvador Seguí.

El proyecto contempla habilitar dos caminos con rampas inferiores al 1,4% y al 0,3%, que relacionan estos lugares con la zona de juegos, y que acabarán con forma de V para facilitar la recogida de aguas pluviales en la parte baja de las rampas. El proyecto también contempla la señalización de la zona, la adecuación de los servicios (alumbrado, alcantarillado …), la instalación de mobiliario urbano, así como trabajos de jardinería. Los trabajos se iniciaron el 18 de marzo y tienen un plazo de ejecución de dos meses. Las obras a cargo de la empresa Infraestructuras Servicios Obras Vallès S.L. y el presupuesto de adjudicación es de 56.534,58 euros.

Este es uno de los proyectos del programa Terrassa Barrios en Marcha 2018-19. El dinero de esta inversión provienen del superávit municipal correspondiente al presupuesto de 2017, conseguido gracias a unos mayores ingresos y una reducción del gasto. La mayor parte de las actuaciones responden a tres prioridades: la mejora cualitativa del espacio público (con la reposición y mantenimiento de infraestructuras, parques y jardines); del medio ambiente y de la recogida de residuos y de los equipamientos municipales.

Foto terrassa.cat