Nota de Prensa.- Ayer lunes, a las 9.20 h, una patrulla de la Policía Municipal en servicio ordinario observó un vehículo estacionado en una zona de ambulancias de la calle de Edison, a la altura de la calle Pintor Fortuny, con una fotocopia a color de una tarjeta de aparcamiento para personas con discapacidad. Los agentes identificaron al conductor del vehículo y comprobaron que éste no era el titular de la tarjeta expuesta. Por este motivo, procedieron a denunciar administrativamente al conductor por hacer un uso fraudulento y se le retiró la fotocopia.

Más tarde, a las 12.10 h, un particular avisó a la Policía Municipal que había un vehículo estacionado en medio de dos plazas de estacionamiento para personas con discapacidad en la calle de Mura, a la altura de la carretera de Castellar, con una tarjeta de aparcamiento para personas con discapacidad que parecía falsa. Una patrulla de la Policía Municipal acudió al lugar y comprobó que la tarjeta que se veía en el vehículo era correcta. También observó en el vehículo muestras de haber sufrido un accidente y, por tanto, estar mal estacionado por este motivo. Los agentes acudieron al domicilio de la titular del vehículo para comprobar que era la titular de la tarjeta de aparcamiento para personas con discapacidad. La titular les comunicó que no había salido de casa en toda la mañana. Los agentes fueron informados de que quien había conducido el vehículo durante la mañana era la hija de la titular de la tarjeta y que la había utilizado fraudulentamente para estacionar. Los agentes procedieron a denunciar administrativamente el vehículo por estar mal estacionado en la plaza de aparcamiento reservada para personas con movilidad reducida y la conductora por hacer un uso fraudulento de la tarjeta.

Un conductor da positivo en la prueba de alcoholemia

Hoy martes, a las 2:25 h de la madrugada, una patrulla de la Policía Municipal en servicio ordinario ha observado un vehículo con una conducción errática y lo ha parado en la calle de Pau Marsal, a la altura de la plaza de los. Los agentes le han realizado al conductor la prueba de alcoholemia estimativa, en la que ha dado una tasa positiva de 0,80 mg / l. y lo han acompañado a Jefatura para realizar las pruebas de alcoholemia de contraste, que nuevamente han dado tasas positivas de 0,81 mg / l y 0,76 mg / l. Se ha procedido a inmovilizar el vehículo y se ha denunciado penalmente al conductor por un delito contra la seguridad vial.

Anuncios