El Museo Nacional de la Ciencia y de la Técnica de Cataluña (mNACTEC) ha adquirido recientemente dos motocicletas míticas de fabricación catalana. Se trata de una Bultaco Metralla MK2 (1974) y de un triciclo Patria de antes de la Guerra Civil (década de 1930).

Las dos motocicletas ya están expuestas en el espacio del Transporte del mNACTEC, integradas al grupo de motocicletas de fabricación catalana que acompaña la extensa muestra de la colección de motocicletas Montesa.

Bultaco fue la marca de la Compañía Española de Motores S.A. (CEMOTO S.A.) y, junto con Montesa, ha sido una de las marcas españolas de motociclismo más importantes de todos los tiempos. Fue fundada en 1958 por Francisco X. Bultó, que había sido hasta ese momento el responsable de los diseños de Montesa. La producción de la motocicleta Metralla MK2 se inició en 1966, y fue el modelo de carretera más destacado de la marca de Sant Adrià del Besòs, con un motor de 250cc que le proporcionaba una extraordinaria potencia de 27CV. Con estas características, la MK2 se puso por delante de su gran rival, la Montesa Impala Sport 250, y se erigió en la motocicleta de serie de 250cc más rápida del mundo. El éxito de ventas fue inmediato y la acogida que tuvo por parte de la prensa extranjera fue extraordinaria. Con este modelo, Bultaco se posicionó como una de las mejores marcas de motocicletas de la época en el mercado internacional.

Fábrica Nacional de Motocicletas, Sidecar y Bicicletas PATRIA, fue fundada en 1922 por Antonio Serra, con fábrica en la ciudad de Badalona. Patria produjo motocicletas, triciclos, sidecares e incluso algunas unidades de un modelo de turismo, hasta la parada de la producción en 1936 debido a la Guerra Civil. La muerte súbita de Antonio Serra en 1939, después de volver del exilio forzado por el conflicto bélico, puso punto y final a la aventura industrial de esta marca badalonesa. Patria es probablemente la marca española de motocicletas más destacada de antes de la Guerra Civil. El triciclo adquirido por el mNACTEC es el modelo denominado Minor con motor de importación Villiers, monocilíndrico de dos tiempos, y en este caso de 350cc. El triciclo se encuentra ya restaurado, y en disposición de poder funcionar y dispone de documentación original que permite trazar su historia hasta la actualidad. Con la adquisición de este triciclo, el mNACTEC da continuidad a su discurso expositivo sobre la motocicleta catalana, que se inicia con la primera motocicleta fabricada en España, por Miquel Villalbí en 1904, y que ahora continúa con este modelo de Patria.

Anuncios