El Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) ha publicado los resultados de las últimas encuestas PLAENSA que recogen la opinión de los ciudadanos que han utilizado los servicios sanitarios públicos. También se han publicado los datos del último Barómetro sanitario de Cataluña, que se hace con la colaboración del Centro de Estudios de Opinión (CEO) y que recoge anualmente la valoración de la población sobre la asistencia sanitaria pública de Cataluña y de algunos de sus servicios.

Notable por los usuarios de los servicios de atención primaria, hospitalaria y de los centros de salud mental de adultos

Las personas que han sido atendidas en la atención primaria puntúan la satisfacción global con un 7,87 sobre 10 y el 88% de los encuestados, en caso de poder elegir, volverían a ir al mismo CAP. Los aspectos mejor valorados son la claridad de las explicaciones, la limpieza del centro y el trato del personal médico y de enfermería. Los factores menos valorados son la puntualidad para entrar a la consulta, la facilidad para el día de visita y el tiempo que tardan cuando llaman por teléfono.

En cuanto a las personas que han sido ingresadas en centros hospitalarios puntúan la satisfacción global con un 8,53 sobre 10 y el 88,5% de los encuestados volverían a ir al mismo hospital. Las explicaciones que se dieron cuando se marchó del hospital, la ayuda a controlar o mejorar el dolor y el trato del personal médico y de enfermería son los aspectos que reciben valoraciones más positivas. Los factores menos valorados son la comida del hospital y el consentimiento informado antes de la operación o de las pruebas.

Las personas que han sido atendidas en los centros de salud mental de adultos puntúan la satisfacción global con un 7,97 sobre 10 y el 82,9% de los encuestados volverían al mismo centro. Los aspectos mejor valorados son la limpieza del centro, el trato personal de los diferentes profesionales, que las explicaciones sean comprensibles y la información a la familia sobre el problema del usuario o usuaria. Los resultados menos valorados son los que hacen referencia al tiempo que tardan en coger la llamada y la frecuencia de las consultas con psiquiatría.

El Barómetro sanitario recoge las opiniones del conjunto de ciudadanos sobre los servicios sanitarios públicos y privados y otras cuestiones de la política sanitaria

Según el Barómetro sanitario, el servicio sanitario mejor valorado es la atención hospitalaria, seguido de la atención primaria. A la hora de valorar los distintos elementos de la asistencia sanitaria, los aspectos que obtienen las mejores puntuaciones son el trato recibido por parte del personal sanitario, la proximidad al centro y la confianza y seguridad que transmite el personal médico. A pesar de que no hay ningún ítem que suspenda, los aspectos menos valorados son la facilidad para conseguir visita, el tiempo de espera para entrar en la consulta y el tiempo que se tarda en hacer las pruebas diagnósticas.

Las prestaciones más valoradas son tener acceso a los informes clínicos por Internet, la posibilidad de obtener visita por Internet para la consulta del médico de cabecera y consultar al médico de cabecera por teléfono.

Respecto al modelo de gestión del sistema sanitario público, casi seis de cada diez personas encuestadas prefiere que esté en manos de la Administración pública. Sobre el uso de los servicios, un 40,9% de los encuestados considera que se hace un uso adecuado de los servicios y las prestaciones sanitarias públicas. Por el contrario, un 37,0% cree que la ciudadanía hace un uso excesivo.

En cuanto a la fiscalidad de los servicios públicos, se detecta una división de opiniones entre aquellos que creen que deben mantenerse los actuales impuestos para conservar los mismos servicios (42,2%) y aquellos otros que estarían dispuestos a pagar más impuestos a cambio de mejorar la prestación de los servicios públicos (39,2%).

Anuncios