Prensa Generalitat.- Un total de 34.547 estudiantes (33.916 en 2018) se han matriculado este año en las pruebas de acceso a la universidad (PAU) que tendrán lugar, en horario de mañana y tarde, los próximos días 12, 13 y 14 de junio. Del total de alumnos matriculados, 28.383 corresponden a estudiantes con matrícula ordinaria que han acabado este curso escolar el bachillerato; 3.392 son estudiantes de matrícula libre (procedentes de bachillerato de otros años que no hicieron las PAU, que quieren mejorar su nota o que sólo examinan asignaturas de la fase específica); y 2.772 son estudiantes provenientes de ciclos formativos de grado superior que se examinan de alguna asignatura en la fase específica.

Las PAU se dividen en dos fases: la fase general, que es obligatoria y consta de un total de cinco exámenes, y la fase específica, que es voluntaria para todos los perfiles de estudiantes y sirve para subir nota. En la fase general, los alumnos se examinan de cuatro materias comunes (Lengua catalana y literatura, Lengua castellana y literatura, Lengua extranjera, e Historia) y una materia a elegir que estará vinculada a las materias comunes de opción. Así, los estudiantes podrán escoger entre Fundamentos de las Artes, Latín, Matemáticas, y Matemáticas aplicadas a las Ciencias Sociales.

Los alumnos que obtengan un 5 de media entre la nota de bachillerato (que tiene un valor del 60%) y la calificación obtenida en la fase general de las PAU (con un valor del 40%, si la calificación de esta fase general, que se obtiene con la media de los cinco exámenes que la integran, es como mínimo de 4), habrán superado las PAU y, por tanto, tendrán nota de acceso a la universidad.

En la fase específica, que pueden hacer tanto los alumnos de bachillerato como los procedentes de ciclos formativos de grado superior, los estudiantes pueden examinarse de hasta tres materias de modalidad entre 22 asignaturas. Con las dos mejores calificaciones, una vez ponderadas, obtenidas en materias vinculadas a los estudios que se quieran cursar, se calcula la nota de admisión que puede llegar hasta los 14 puntos.

La validez de la calificación obtenida en la fase general de las PAU es indefinida. En cuanto a las notas obtenidas en las materias examinadas como fase específica, caducan a los dos años.

Desde hace dos años, la asignatura de modalidad examinada en la fase general también se tendrá en cuenta en la ponderación de la fase específica. Por lo tanto, los estudiantes pueden examinarse de hasta tres asignaturas de la fase específica, pero tendrán hasta cuatro notas para ponderar.

Los alumnos con necesidades educativas especiales se examinarán en tribunales específicos con un horario especialmente adaptado a ellos, por lo que dispondrán de dos horas para realizar cada examen. En este tribunales específicos examinará tanto el alumnado disléxico (colectivo al que se aplican criterios especiales de corrección en las materias de lengua) como el alumnado diagnosticado con otros trastornos de aprendizaje tales como TDH o TDAH. Habrá tribunales específicos en Barcelona, ​​Bellaterra, Girona, Lleida y Tarragona, con un total de 1.116 alumnos.

Novedades PAU

Por primera vez, el alumnado del Valle de Aran, que se examina en la Universidad de Lleida, dispondrá de enunciados de examen redactados en lengua aranesa en la materia de Historia.

Por primera vez también, el alumnado del sistema educativo andorrano y que quiera examinarse de materias de la fase específica para incrementar su nota de acceso en la fase de admisión, realizará los exámenes en el tribunal de la Universidad de Lleida ubicado en La Seu d’Urgell.

Anuncios