Cuando están en marcha los preparativos para el desarrollo de la fiesta de Terrassa, que en una ciudad totalmente centralizada, no es otra que la del centro, los barrios que rodean al sector privilegiado, también ponen su granito de arena, que en realidad se convierte en una roca inmensa, con el entusiasmo, participación y alegría que invierten en las suyas.

Can Jofresa, por ejemplo, con un presupuesto limitado y probablemente sin amigos influyentes en la casta, mucho más allá de ajustarse a sus recursos, ha ofrecido este fin de semana,teatro, corales, bailes españoles, zumba, bailes de salón, danzas internacionales y muchas otras manifestaciones ludo-artístico-culturales propias de estos fastos. Todo ello, con el aporte de la Asociación Vecinal, y el casal cívico, además de la entrega total de los vecinos, logra, como en otros barrios, que su pequeña fiesta, sea grande.

Anuncios