Prensa Consejo Comarcal.- El proyecto Bosques del Vallès es una iniciativa innovadora que aporta un nuevo enfoque a la prevención de incendios forestales. Se basa en la estructuración del mercado de compra venta de biomasa forestal para conseguir una buena gestión forestal, que proteja de los incendios a la vez que permite una dinamización económica del sector y la generación de energía de proximidad.

Este proyecto es innovador en Cataluña por el hecho de trabajar en la prevención de incendios a través de la valorización de la biomasa forestal, y también debido a que el Consejo Comarcal ha creado una competencia propia y un nuevo Servicio Comarcal de Biomasa Forestal.

El objetivo del proyecto “Bosques del Vallès” es doble: promover el aprovechamiento de la biomasa forestal para disminuir el riesgo de incendios, con generación de energía calorífica para abarcar diferentes equipamientos de la comarca con una energía socialmente responsable y creando lugares de trabajo y tejido productivo y trabajar para incrementar la gestión forestal sostenible del mayor número de fincas y el máximo de hectáreas posibles para el buen estado de las masas forestales (aumento de la resiliencia ante perturbaciones, preservación de la biodiversidad, etc.El proyecto tiene dos vertientes: uno de refuerzo de las infraestructuras para la prevención de incendios y la utilización de la biomasa para la generación de energía renovable en la comarca.

Bosques del Vallès nace siguiendo el mandato del Consejo de Alcaldes del Vallès Occidental en 2013 ante la necesidad de dar un paso más que complemente las actuaciones para la prevención de incendios realizadas hasta el momento en los bosques comarcales. El nuevo enfoque es fruto de la reflexión conjunta entre los diferentes actores implicados en la prevención de incendios.

El Barcelona se encuentra con la problemática que casi el 90% de los bosques son de propiedad privada. Hay que incentivar la gestión forestal y generar una estrategia para que los actores implicados -los propietarios, empresas y trabajadores forestales- reciban compensaciones razonables por su aportación y su trabajo, haciendo compatible la sostenibilidad ambiental y la sostenibilidad económica. Por ello, el rasgo diferencial del proyecto es el trabajo para estructurar el mercado de compraventa de astilla para generación de energía térmica, por lo que la valorización de la biomasa forestal provoque la movilización de la madera de los bosques, tanto la acumulada como la que se va produciendo por el crecimiento constante.

La estrategia del proyecto es apoyar con inversión de fondos públicos en instalaciones que permitan consumir y preparar para el consumo, grandes volúmenes de biomasa extraída con una gestión forestal ordenada. Conjuntamente, fomentar las dinámicas de compra-venta que garanticen la calidad y el origen de proximidad de la biomasa y que los beneficios reviertan en toda la cadena forestal.

Este proyecto es altamente innovador porque incluye criterios de trazabilidad de la madera y de control de calidad de la astilla forestal. También anticipa la aplicación de la normativa europea sobre reducción de emisiones de calderas, para hacer compatible su instalación con áreas próximas a bosques periurbanos con mayor riesgo de contaminación atmosférica. Está alineado con la Estrategia para promover el aprovechamiento energético de la biomasa forestal y agrícola (febrero de 2014) y el Plan general de política forestal (2014 a 2014) de la Generalidad de Cataluña. También, para una óptima implementación, se ha tenido en cuenta el Plan de mejora de la calidad del aire (2015 a 2020). El proyecto cuenta con financiación de la Generalidad de Cataluña y la Diputación de Barcelona. Hasta junio de 2018 ha contado con un presupuesto de 2.100.000 euros.

El Centro Logístico de Biomasa y las calderas

El Centro Logístico de Biomasa es un equipamiento público propiedad del Consejo Comarcal del Vallès Occidental puesto a disposición del sector para dinamizar el mercado de la biomasa en la comarca con una instalación que aporta estabilidad al suministro de astilla proveniente mayormente de los bosques de la comarca y garantiza la calidad.

Una de las calderas del proyecto Bosques del Vallès está situada en el Consorcio Sanitario de Terrassa, concretamente su edificio del Hospital de Terrassa. El suministro de calor se aplica tanto a la calefacción como el agua caliente sanitaria del edificio del hospital. Con la energía producida se podría alimentar a 735 viviendas.

La otra caldera está situada en la UAB. Por primera vez unas instalaciones deportivas universitarias reciben el servicio de una caldera de biomasa. Se benefician todas las personas usuarias de las instalaciones deportivas -unas 6.300- y calienta la piscina, el ambiente y el agua de las duchas.

Anuncios