Los Mossos d’Esquadra han encontrado este miércoles el cadáver de Mónica Borrás Borrás, de 49 años, al registrar el domicilio de Terrassa donde vivía con su ex pareja, un sujeto que había sido detenido antes del macabro hallazgo,en el marco de la investigación por la desaparición de la mujer en agosto de 2018.

En efecto, a policía catalana ha detenido este mismo miércoles a un hombre, expareja de la desaparecida, que vive en la misma casa, por su presunta implicación en la desaparición de la mujer, que había sido denunciada el 7 de agosto en Terrassa, momento en que los Mossos pidieron colaboración ciudadana a través de las redes sociales para encontrarla.

Anuncios