Comunicado de Prensa.- El Departamento de Salud ha puesto en marcha un plan de mejora del equipamiento de la atención primaria con una inversión de hasta 30 millones de euros. Esta iniciativa sirve para hacer actuaciones en cuatro grandes ámbitos:

  • Adquisición de nuevos aparatos sanitarios, que servirán para mejorar la resolución de la atención primaria.
  • Reformas de mantenimiento y conservación de los centros para potenciar el confort de los profesionales y de los usuarios (cambio de calderas, pintura, etc.).
  • Renovación de equipamientos del ámbito tecnológico (equipos audiovisuales, centralitas telefónicas, etc.)
  • Reposición de elementos de estructura como, por ejemplo, sillones de extracción, sustitución de sillas, etc.
  • Las actuaciones se realizarán en un total de 382 centros de atención primaria (CAP) de los más de 400 que hay en Cataluña. En estos edificios se han detectado necesidades si se tiene en cuenta su fecha de construcción o de la última remodelación.

El desarrollo del plan, que se ha iniciado este mes, tendrá una duración de tres años. La primera fase, a ejecutar entre junio de 2019 y mayo de 2020, se centrará principalmente en la compra de equipamiento sanitario y adquisición de mobiliario. En este sentido, se invertirán 11,3 millones de euros en centros de las regiones sanitarias de Cataluña: Barcelona ciudad (3,3 millones, en 53 centros); Campo de Tarragona (650.000 €, en 37 centros); Cataluña Central (534.000 €, en 39 centros); Girona (750.000 €, en 55 centros); Lleida (564.000 €, en 22 centros); Metropolitana Norte (2,3 millones, en 100 centros); Metropolitana Sur (2,7 millones, en 58 centros) y Tierras del Ebro (432.000 €, en 18 centros).

Algunos de los aparatos sanitarios que se han incorporado en este plan son dermatoscopia, holters, tensiómetros, electrocardiógrafos o ecógrafos portátiles. Precisamente, estos últimos aparatos son muy destacados, ya que se prevé adquirir 127. Algunos estos llegarán en centros donde nunca habían tenido ninguna y otros servirán para sustituir los actuales, que ya han quedado obsoletos. En este sentido, se formará en el uso de estos aparatos a los profesionales que lo necesiten.

La segunda y tercera fase se centrarán más en las reformas y adecuaciones y el cambio de instalaciones de ámbito tecnológico, y se prevé que finalicen en junio del año 2022.

Anuncios