Todo apunta a que la ex pareja y en los últimos tiempos compañero de piso de Mónica Borrás, la mató con un hacha según ha dado a conocer este viernes la Agencia Catalana de Noticias, noticia de la que se hacen eco la práctica totalidad de medios de comunicación españoles-

Queda claro además que entre el asesinato y la denuncia de la desaparición de Mònica, el exnovio de la joven cavó una zanja para ocultar el cadáver en el domicilio, según explica el periodista Carlos Quílez.

El sujeto confesó su asesinato al ver a los Mossos desenterrar su cadáver en la vivienda que ambos compartían, según informa La Vanguardia.

Al parecer, el detenido se derrumbó al ver que el geolocalizador daba positivo y detectaba la presencia de un cuerpo bajo la zona del taller del domicilio, enterrado bajo varias capas de cemento y yeso.

Anuncios