Un numeroso grupo de terrassenses ha vuelto a quedarse este lunes sin poder tramitar sus abonos porquer la ventanilla de la piscina de Vallparadis no abrió, pese a que el sábado se informó a quienes no tuvieron la suerte de ser atendidos, que pese a ser feriado, este 24 habría atención al público en horario laborable.

No sabemos lo que ha cambiado de un año a otro en la tramitación de los abonos para la piscina de Vallparadis. Lo que sí sabemos es que en el tercer día de apertura de temporada, decenas de personas se han quedado, de momento, sin adquirir el pase correspondiente, porque solamente se reparten 20 números para tener derecho a la atención.

La burocracia parece asomar como responsable en este despelote nunca visto en la ciudad.

Se podrá alegar en favor de la casta que el perìodo de tramitación se inició el pasado 27 de mayo, pero esto nos lleva a alegar, a favor de los afectados, que es una secular tradición española dejar todo para última hora y así sucedió el año pasado y el anterior y el anterior, sin el bochornoso resultado que se está viviendo.

Lo patético es que aunque el abono por la temporada completa no cambia de precio, los días de disfrute de la instalación sí se van reduciendo.

Ahí lo dejo…

Así es la vida. Así son y así están las cosas.

Anuncios