Prensa Diputación BCN.- El Servicio Local de Teleasistencia de la Diputación de Barcelona es un servicio de atención domiciliaria que garantiza la seguridad y da tranquilidad y acompañamiento a las personas que pueden estar en situación de riesgo por factores de edad, fragilidad , soledad o dependencia, las 24 horas del día y los 365 días al año, detectando situaciones de emergencia y dando respuesta inmediata a estas.

Actualmente este servicio se presta a 87.236 usuarios con la colaboración de los ayuntamientos de la demarcación de Barcelona (excepto la ciudad de Barcelona).

Como cada verano, y ante las elevadas temperaturas de estos días, el Servicio Local de Teleasistencia activa el Protocolo de Temperaturas Extremas (TEX) para hacer frente a los riesgos del calor. En este sentido, diariamente desde el centro de atención se reciben avisos del Centro de Coordinación Operativa de Cataluña (CECAT) sobre posibles alertas por altas temperaturas de los diferentes territorios de la demarcación de Barcelona.

Desde el 1 de junio, día en que se activó el protocolo y la campaña “Consejos para hacer frente al calor”, se han realizado 2.200 llamadas relacionadas con esta campaña a las personas más frágiles del servicio que pertenecen a los municipios donde se reciben las alertas.

Ayer, 1.479 llamadas

Ayer miércoles, 26 de junio, en las comarcas de Berguedà y Bages, que están en alerta naranja, se contactó proactivamente con las personas usuarias más vulnerables, con nivel RET 3 (personas con situación de riesgo elevado) y con las personas que viven en viviendas aisladas. En total se contactó con 428 personas usuarias: 317 en el Bages y 110 en el Berguedà. Y a lo largo de todo el día, el Servicio Local de Teleasistencia hizo 1.479 llamadas para explicar la campaña de los consejos.

Esta campaña se acompaña también de dípticos que recogen consejos prácticos para reducir los efectos negativos del calor relacionados con la salud de las personas mayores y para proteger el hogar. Se ha editado también un material adicional que se reparte en ferias y espacios de personas mayores.

Además, a través de las visitas domiciliarias que el servicio realiza de forma cotidiana, se entregan los dípticos que recogen consejos como son: protegerse del sol y el calor, evitar salir a la calle entre las 12 hy las 17 h, beber la cantidad de agua que haya recomendado el profesional sanitario, bajar las persianas cuando toque el sol o bien abrir las ventanas y ventilar durante la noche. A las personas que sufren patologías crónicas como cardíacas, problemas respiratorios, diabetes, personas con obesidad y / o movilidad reducida se hace más énfasis en considerarlas más sensibles.

Cualquier incidencia o caso especial en la vivienda que pueda generar una mayor vulnerabilidad ante los efectos del calor es comunicado a los Servicios Sociales del ayuntamiento correspondiente así como también se está en permanente contacto con los servicios de emergencia de la comunidad ante cualquier emergencia.

Anuncios