Prensa Generalitat.- El Govern de la Generalitat ha aprobado el Plan de prevención y control de la hepatitis C en Cataluña, que tiene como objetivo principal facilitar la adopción y la implementación de medidas para disminuir la incidencia, la morbilidad y la mortalidad asociada a esta infección. Todo ello, para conseguir su eliminación como problema grave de salud pública en el año 2030, por lo que se asume este reto marcado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Para ello, es clave un abordaje eficiente de la prevención, el diagnóstico, el tratamiento y el seguimiento de las personas afectadas. Actualmente, la hepatitis C no dispone de vacuna. Aún así, es posible obtener el diagnóstico de la infección y del nivel de gravedad de la enfermedad por el virus de la hepatitis C (VHC) de una manera rápida y sencilla y no agresiva. Se sabe que el tratamiento actual con antivirales de acción directa (AAD) por vía oral es más eficaz, seguro, tiene menos efectos secundarios y cuidado en más del 90% de los casos la infección por el virus C, evitando así la transmisión de la enfermedad . Sin embargo, hay un número elevado de ciudadanos que no saben que son portadores del VHC, ya que la enfermedad hepática puede permanecer asintomática durante años y, por tanto, pueden infectar a otras personas al no entrar en los circuitos médicos y sanitarios de control y tratamiento.

Por ello, es prioritario tener un plan de prevención y control frente a la hepatitis C. El Plan nace del trabajo conjunto de una comisión multidisciplinaria formada por profesionales del mundo de la salud pública, expertos clínicos especialistas en enfermedades infecciosas y hepatología, expertos en adicciones, representantes de sociedades científicas, y entidades y asociaciones de pacientes y familiares.

  • El Plan contiene 6 objetivos específicos de los que se proponen 131 acciones:
  • Obtener información actualizada de la epidemiología de la hepatitis C en Cataluña
  • Reducir la incidencia de nuevas infecciones por virus de la hepatitis C
  • Incrementar la detección de infecciones ocultas
  • Coordinar la organización de la atención sanitaria y el acceso a los nuevos tratamientos farmacológicos de los pacientes infectados de la hepatitis C
  • Mejorar el grado de información y conciencia sobre la enfermedad en profesionales sanitarios y ciudadanos
  • Evaluación del Plan y Monitorización (para definir la cascada de servicios)
  • Un factor clave en el abordaje de la hepatitis C es poner un foco de atención en las poblaciones más vulnerables, en las que se debe potenciar el diagnóstico y acercar al tratamiento para identificar los nuevos casos lo antes posible y tratarlos de forma inmediata.

Los colectivos que tienen más riesgo de infección son las personas consumidoras de drogas que comparten material para la inyección y, en menor grado, utensilios de consumo para fumar o esnifar; las personas internadas en prisiones y con prácticas de riesgo; las personas que tienen prácticas sexuales de riesgo sin protección, especialmente los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres (HSH); las personas que están coinfectadas con el VIH y las personas inmigrantes de países endémicos.

El abordaje de las hepatitis víricas se enmarca dentro del Programa de prevención, control y atención al VIH, infecciones de transmisión sexual y las hepatitis víricas (PCAVIHV), integrado en la Secretaría de Salud Pública. Este programa actúa como instrumento institucional para los temas relacionados con estas infecciones y cuyo objetivo es planificar, impulsar, coordinar y evaluar las actuaciones que se llevan a cabo en Cataluña para disminuir la incidencia de estas infecciones y mejorar la atención a las personas afectadas.

Anuncios