Desde junio cada barrio de Terrassa, el sector céntrico es donde más invierte por cercanía el ayuntamiento y para justificarlo se quiere hacer creer que es la fiesta de la ciudad, han vivido sus modestas celebraciones enmarcadas en fiestas mayores locales.

Este fin de semana, Can Parellada, Gualdalhorce, Xúquer y Can Palet de Vista Alegre han disfrutado de las suyas. Como siempre, lo han hecho con bailes, actuaciones en vivo, competiciones deportivas, pasacalles, feriantes, zumba, bebidas, comidas, espuma y muchas otras actividades que culminan al cabo de dos o tres días, con la traca final de fuegos artificiales.

Estos actos se erigen tradicionalmente como puntos de esparcimiento para las familias en estos tórridos días estivales.

Anuncios