Nota de Prensa.- A las 23:28 h de ayer domingo, se recibió una llamada telefónica que informaba de que en la puerta de una vivienda de la calle de la Poetisa Caparà había un grupo de personas forzando la cerradura. Al lugar se dirigieron varias unidades policiales, que al llegar vieron como un hombre salía corriendo en dirección a la calle de Salmeron, donde los agentes pudieron detener.

Después de hacer las comprobaciones correspondientes, se averiguó que a esta persona le constaban tres requerimientos judiciales: uno de investigación, detención e ingreso en prisión, de un juzgado de Barcelona y dos de búsqueda, detención y presentación, de un Juzgado de Barcelona y de Sabadell. Ante esta situación, se procedió a la detención de la persona.

En cuanto al intento de ocupación, se evitó, pese la cerradura de la fuerza resultó forzado. Al lugar se personó el propietario de la vivienda, informando que presentaría denuncia de los hechos.

Detención de un conductor sin permiso que se negó a realizar las pruebas de alcoholemia

La madrugada del sábado, a las 12:37 h, un particular comunicó telefónicamente que había observado como un vehículo circulaba por la carretera de Rubí de forma errática y a gran velocidad, informando de la marca, modelo y color del vehículo. Una dotación policial pudo interceptar el vehículo en la avenida del Vallès, comprobando que el conductor presentaba síntomas evidentes de encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas. El conductor del vehículo, instó a realizar las pruebas de detección, se negó de manera reiterada a realizar -las. Además, se comprobó que el vehículo no estaba asegurado y que esta persona no tenía permiso de conducir. Por estos motivos, se procedió a la detención del conductor y la posterior instrucción de las diligencias judiciales correspondientes.

Conductor denunciado por alcoholemia positiva

Hacia las 18 h del viernes, se recibieron varias llamadas telefónicas informando que circulaba por la carretera de Castellar, a la altura del barrio de San Lorenzo, un vehículo con los airbags desplegados y sin una rueda delantera. Una dotación policial siguió las marcas que el vehículo había dejado en la calzada, localizándolo, finalmente, en la calle de Salmeron. El conductor del vehículo, no atendió a las indicaciones de los agentes y se dirigió a su parking para estacionar el vehículo.

Los agentes, ante los síntomas que presentaba el conductor van realizarle las pruebas de alcoholemia, dando un resultado de 0,71mg / l. Y 0,69 mg / l. Sobre los motivos del estado del vehículo, éste informó que había sufrido un accidente cerca de una gasolinera de la carretera de Castellar. El conductor fue denunciado administrativamente.

Anuncios