Nota de premsa.-El alumnado del centro educativo Roser Capdevila, situado en el barrio de Torre-sana, podrá utilizar el próximo curso escolar el nuevo camino escolar que se ha construido durante este verano. La obra ha consistido en ampliar la acera situada al norte de la calle de Las Palmas hasta el acceso principal a la escuela, en el número 17. Esta actuación ha supuesto la retirada de los pilones para que los niños y niñas vayan caminando o en bicicleta al centro escolar en un vial más amplio, seguro y accesible para mejorar el recorrido más inmediato en la escuela. De este modo, se pretende concienciar al alumnado y sus familiares de la importancia de la movilidad activa en sus desplazamientos diarios.

La habilitación de los caminos escolares es un proyecto municipal que tiene por objetivo incentivar que los niños hagan el camino de casa a la escuela a pie, en patinete, en bicicleta o en transporte público y de manera autónoma. Son un itinerario marcado, señalizado y seguro que permite a los niños llegar solos a la escuela de manera que ganan autonomía personal y calidad de vida. Una iniciativa que, además, fomenta el espacio público como espacio de socialización y, al mismo tiempo, permite ir hacia una movilidad más sostenible, disminuyendo el impacto que significa la acumulación de vehículos privados circulando en determinados horarios y puntos de la ciudad, además de ayudar a impulsar hábitos de vida saludable. Las actuaciones se concentran en ámbitos de acera, principalmente en cruces, aunque a veces hay afectaciones sobre las calzadas o aceras próximas a las instalaciones educativas.

El proyecto de Caminos Escolares está vinculado al Plan de Mejora de la Calidad del Aire y al Plan de Movilidad Urbana de Terrassa.

Anuncios