Prensa CECOT.- La Asociación Catalana de Corredores de Seguros (ACCA) condena rotundamente la actuación llevada a cabo por una banda de individuos que, según las informaciones publicadas por el Diario de Terrassa el pasado 24 de agosto, habrían estafado más de doscientas personas con pólizas de seguros de automóvil falsas y confirma que estas personas no forman parte de la asociación.

La estafa fue detectada por una correduría de seguros de la ciudad quien identificó y notificar un uso indebido y fraudulento de los códigos informáticos necesarios para realizar los trámites pertinentes en un seguro de automóvil. Con este indicio el cuerpo de los Mossos pudo iniciar las investigaciones pertinentes y detener a los sospechosos para ponerlos a disposición judicial.

En este punto y dada la afectación que una estafa como ésta puede provocar, no sólo sobre los clientes de seguros de automóviles sino también a la opinión del sector entre el público en general, la ACCA sale al paso para defender y garantizar la profesionalidad y la responsabilidad de los corredores / as y corredurías de seguros.

Ante actuaciones como la detectada en el mes de agosto, la ACCA quiere reiterar que la mala praxis nada tenido que ver con ninguna correduría sino que se ha generado entre trabajadores de la delegación de una compañía aseguradora. Según el presidente de la ACCA, Paco Hoya, tal y como los mozos han descrito los hechos, “sería una situación inviable en caso de haberse tratado de un corredor o de una correduría de seguros ya que estamos obligados notificar las operaciones trimestralmente y deben coincidir con las de las compañías. Doscientas pólizas de automóviles de golpe, en un trimestre, se hubieran detectado rápidamente “.

Anuncios