Premsa Generalitat.- El Govern ha aprobado un decreto ley que autoriza la creación de 750 plazas del cuerpo de Mossos y 250 plazas del cuerpo de Bomberos de la Generalidad de Cataluña este 2019.

Con la aprobación de este decreto, el departamento de Interior podrá paliar el déficit estructural en las plantillas de los dos cuerpos. La precaria situación actual es fruto de las políticas de contención del gasto que tuvo que aplicar la Administración de la Generalidad en ejercicios presupuestarios anteriores atendiendo a la coyuntura económica. Por eso era inaplazable la creación de nuevas plazas y la aprobación inmediata de una oferta parcial de empleo público para una adecuada prestación de los servicios públicos de seguridad y emergencias.

Estas 750 plazas, sumadas a las 750 que se aprobaron el 20 de diciembre de 2018 y en las de los 454 nuevos mossos de la 32ª promoción del Instituto de Seguridad Pública de Cataluña del pasado mes de junio.

En cuanto a los Bomberos de la Generalitat, estas 250 plazas se añaden a las 250 aprobadas también en diciembre de 2018. Gracias a estas 500 plazas se alcanza un total de 2.856, que permitirán cubrir las carencias estructurales que arrastra el cuerpo, que están recogidas en el Plan estratégico 2017-2022 y que están agravadas por el envejecimiento del cuerpo.

Con esta convocatoria se logra el compromiso de que el Departamento de Interior anunció en su comparecencia del Parlamento de Cataluña en junio de 2018, en la que marcaba las actuaciones a llevar a cabo esta legislatura.

Tasa de reposición acumulable en sectores prioritarios

La aprobación de esta oferta parcial de empleo público se realiza debido a la posibilidad que establece la Ley 6/2018, de 3 de julio, de presupuestos generales del Estado para el año 2018 de acumular las tasas de reposición de efectivos correspondientes a otros sectores o colectivos a las tasas del cuerpo de Mossos y del cuerpo de Bomberos, como sectores a cubrir con carácter prioritario de acuerdo con la clasificación que hace el artículo 19, apartado seis, de la mencionada ley.

Esta norma, que en su artículo 19 regula la oferta de empleo público, permite, en su artículo 19.1 una tasa de reposición de efectivos para determinados sectores del 100%, entre los que incluye el personal de los servicios de prevención y extinción de incendios (artículo 19.u.3.G). Asimismo, el apartado 1.5 del artículo 19 permite una tasa de reposición de efectivos del 115% en relación con los cuerpos de policía autonómica.

La citada ley establece que “la tasa de reposición de uno o varios sectores o colectivos prioritarios se podrá acumular en otros sectores o colectivos prioritarios. A estos efectos se consideran prioritarios, para todas las administraciones públicas, los sectores y colectivos enumerados en el artículo 19, apartados uno.3 y U.5. Igualmente, la tasa de reposición de los sectores no prioritarios se puede acumular en los sectores prioritarios “.

En este sentido, la creación de 750 plazas del cuerpo de Mossos y 250 plazas del cuerpo de Bomberos de la Generalidad de Cataluña se ajusta a las tasas de reposición mencionadas, tiene la cobertura presupuestaria necesaria y representa un esfuerzo del Gobierno por cubrir plazas de funcionarios en estos dos sectores prioritarios.

Foto ilustrativa: reusdigital.com