Algún día quizás lleguen políticos que se percaten que Terrassa es mucho más que el centro

Nota de Prensa.- Con la voluntad de avanzar en uno de los principales compromisos del actual Equipo de Gobierno, establecer las directrices de un nuevo modelo de ciudad basado en la mejora de la calidad de vida, esta mañana el alcalde de Terrassa, Jordi Ballart, ha presentado las principales actuaciones previstas para los próximos años en materias como la peatonalización de calles, el fomento del transporte público y la mejora de la red ciclable, promoviendo el uso de energías limpias y sostenibles que mejoren la calidad del aire en la ciudad. El objetivo de este nuevo conjunto de actuaciones se centra en ofrecer una respuesta

«Consciente y responsable a la emergencia climática que estamos viviendo, para garantizar un presente y un futuro sostenible para toda la ciudadanía», según explicó Ballart. Así, el alcalde ha anunciado que entre 2019 y 2020 «queremos que la ciudad duplique el espacio destinado a los peatones». Todo ello con el objetivo de «hacer de Terrassa una ciudad ordenada, cómoda y compacta, una ciudad verde, con más calidad del aire y mejor para vivir ».

Los cambios de movilidad que el Ayuntamiento inició el pasado mes de julio, y que han tenido continuidad este mes de septiembre, se ampliarán hasta el año 2020 con una serie de actuaciones incluidas en el Plan de Movilidad 2016-21 , que prevé la implantación de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE), como uno de los objetivos principales. Esta es una medida para lograr una disminución de la accidentalidad, del ruido y del consumo energético, al tiempo que se conseguirá mejorar la calidad ambiental y la habitabilidad de las calles.

La voluntad de la campaña que hoy se ha presentado, bajo el título de «Revolución Verde; Un nuevo modelo de ciudad para movernos y vivir mejor »es una gran transformación de la ciudad, donde diferentes calles tendrán de preferencia al peatón, facilitando los trayectos en bicicleta y fomentando el uso del transporte público. Para el alcalde, «un cambio importante, que requerirá tiempo y paciencia, pero somos ambiciosos y tenemos los objetivos muy claros. Sabemos que entre todos y todas podemos conseguir una ciudad verde, de bienestar para las personas y con grandes oportunidades de progreso económico ».

El reequilibrio del espacio público, como una de las medidas más destacadas de la campaña, prevé que el próximo año 2020 se creen nuevas zonas peatonales en ámbitos de la ciudad como el Paseo del Conde de Egara, del Vapor Gran, y en una próxima fase en la zona de la Sede de Egara, que se añadan a las existentes en la zona más central de la ciudad.

Principales actuaciones

La teniente de alcalde de Territorio y Sostenibilidad, Lluïsa Melgares, explicó las principales actuaciones que se ejecutarán en los próximos meses. En cuanto a la actuación prevista en el Paseo Conde de Egara, se prevé que el vial norte, en el tramo entre la calle de Garcia Humet y el del Paseo, se transforme en un vial para peatones, donde sólo podrán circular los residentes y los vehículos que se dirijan a los parkings. El vial sur, entre la Fuente Vieja y la plaza del Doctor Robert, cambiará de sentido.

En esta zona, también se actuará en el puente de la avenida de Jacquard, donde se prevé eliminar uno de los dos carriles de circulación para hacer un espacio para peatones a cada lado. Así, la avenida mantendrá un solo carril de circulación sentido Campus Universitario y se habilitará una zona que se regulará como zona azul y carga y descarga, según la franja horaria. En cuanto al resto de la avenida, se conservarán los dos carriles que hay en sentido centro, destinando un bus, taxis, bicicletas y emergencias, y el otro permitirá circular hasta la plaza del Doctor Robert.

El Plan de Reordenación de la Movilidad en el ámbito central de Terrassa también contempla ampliar la actual área peatonal del centro histórico hacia el Vapor Gran. Esta zona quedará a partir del año 2020 restringida a la circulación y sólo algunos vehículos tendrán servidumbre de paso (aparcamientos y residentes).

Las adecuaciones de nuevas áreas peatonales está previsto que se extiendan hacia el este de la ciudad, con afectaciones especiales en las calles de Puig Novell, de la Fuente Vieja, de Santiago y en el cruce de la calle de la Font Vella con el de San Pablo. En esta última calle, y también en el del Teatro, quedará restringida la circulación de vehículos a los y las residentes, a quien acceda a Cecot y los vehículos que quieren acceder a la reserva escolar de San Cristóbal.

En la calle de la Creu Gran también se actuará, restringiendo el acceso desde la plaza del mismo nombre, iniciando así un nuevo ámbito para peatones, llamado Sede de Egara, que se pretende consolidar en una segunda fase. Inicialmente se habilitará doble sentido de circulación entre la plaza y la calle de San Antonio y Mas Adei, para facilitar la movilidad de vehículos y liberar de coches otras vías como la calle de San Juan.

A nivel de movilidad, por último, también se prevé disponer de un nuevo aparcamiento cerrado para bicicletas en la Estación del Norte, que se añade al ya existente a la zona de la estación de FGC en la Rambla de Egara. De esta manera se favorece la intermodalidad entre la bicicleta y el tren, promoviendo la reducción del uso del coche. Además, se finalizarán cuatro nuevas Zonas 30 que se están implantando en los barrios de Pere Parres, San Pedro, Cementerio Viejo y Escuela industrial. Así, en la ciudad habrá 23 Zonas 30 antes de acabar el año.

El nuevo modelo de ciudad que hoy se ha presentado, va más allá a actuaciones de movilidad, ya que también se incluyen mejoras en el transporte, potenciar el Anillo Verde, consolidar el proyecto Terrassa Energía Inteligente (TEI) , potenciar la economía social y solidaria. «En definitiva -para el alcalde- una serie de medidas para garantizar la sostenibilidad y el futuro de la ciudad para los años venideros».

Tal y como ha afirmado el teniente de alcalde de Promoción Económica y Proyección de la Ciudad, Isaac Albert, «este Gobierno lo que hace es adelantar tres años el futuro de la ciudad. Esto significa entrar en un urbanismo humanista: la fase del coche en la ciudad desaparece y debemos ser capaces de rediseñar el espacio urbano a favor de los ciudadanos y las ciudadanas ».

Albert ha explicado que «el eje comercial se ha quedado pequeño, ha perdido conexión con su entorno, y ha quedado encerrado en una barrera que son los coches. Los coches impiden que este eje comercial crezca y se transforme. Necesitamos que este eje comercial crezca hacia el Sur, que se abre hacia el Norte, el Este y el Oeste. Las decisiones que estamos tomando van mucho más allá del Centro, ya que acaban transformando toda la ciudad de Terrassa de una forma evidente ». Asimismo, el teniente de alcalde ha lanzado un mensaje de tranquilidad a los comerciantes:

«Estaremos a su lado, los acompañaremos, intentaremos que esta campaña de Navidad sea la mejor que ha habido en esta ciudad. Entendemos que están sufriendo, por muchos motivos, pero también entendemos que lo que estamos haciendo lo hacemos, de forma clara y evidente, pensando en ellos. Terrassa ha sido un referente en el mundo comercial y lo debe seguir siendo ».

Una campaña de ciudad

«La Revolución Verde; Hola! Terrassa del Futuro »es el título de la campaña que se empezará a extender los próximos días por toda la ciudad y el objetivo es que llegue al conjunto de toda la ciudadanía. Los objetivos que se plantean van desde una propuesta de cambio de visión, promoviendo un cambio en las costumbres de la población, poniendo especial énfasis en el fomento de la salud, conseguir mejorar la calidad de vida y el bienestar de las personas.

Así, en una primera fase, de inicio inminente a partir del próximas día 25, se distribuirán las revistas de presentación de la campaña en todos los hogares y viviendas de la ciudad. Esta es la primera acción del conjunto de acciones comunicativas y de presentación que incluye la instalación de opis informativos por toda la ciudad; diferentes campañas en redes sociales; cuñas radiofónicas; así como inserciones publicitarias en periódicos y medios de comunicación digitales; o un espacio específico informativo en la web municipal.

En una segunda fase, coincidiendo con las fiestas de Navidad, se incluirán los objetivos de este cambio de modelo de ciudad en el seguimiento de campañas previstas para estas fechas. Así se prevé coordinar las diferentes campañas de comercio, cultura o turismo de la ciudad en el marco común planteado, trabajar por una ciudad verde, de bienestar y con oportunidades de progreso económico. En esta fase, además, se prevé informar de nuevas medidas como las limitaciones a vehículos contaminantes, nuevas acciones de movilidad o el estado de ejecución de las zonas peatonales y de bajas emisiones.

Finalmente, en una tercera fase prevista para bien entrado el año 2020, se pretende trabajar un conjunto de mensajes para consolidar el nuevo modelo de ciudad. Así, se irán planteando los diferentes actuaciones para hacer crecer la complicidad social al respecto de este nuevo planteamiento. Entre estas acciones se incluyen planes relacionados como el Terrassa Energía Inteligente, la Economía Social y Solidaria, el Anillo Verde, la limpieza y recogida de residuos, etc.

Foto: Ayuntamiento de Terrassa

Anuncios