Prensa Diputación BCN.- El informe final del Plan de Información y vigilancia (PVI) contra incendios forestales de la Diputación de Barcelona durante los meses de verano, constata que el número de incendios en el territorio de Barcelona durante el periodo del 14 de junio al 30 de agosto, ha sido un 10% inferior respecto a la media del último decenio, con 134 incendios, y la superficie afectada ha sido un 77% menos que en el periodo 2009-2018, con 104,5 ha quemaduras . Entre estas destaca un solo incendio, el de Capellades, que quemó el 50,5% de la superficie total afectada en la demarcación.

Esta afectación contrasta en las altas temperaturas registradas este verano en el conjunto del territorio y que ha estado por encima de la media, con cuatro episodios de temperaturas extremas, con dos olas de calor consecutivas entre el 24 de junio y 7 de julio, otra la última semana de julio y la última la semana del 5 al 11 de agosto, afectando sobre todo a las comarcas del interior.

Por tipología de los incendios, en el ámbito y horario del PVI se han contabilizado un total de 12 incendios en entornos de interfaz urbano-forestal de urbanizaciones, un 33% por debajo de la media 2009-18 en el mismo periodo; 29 incendios agrícolas, un 12% por debajo de la media de los últimos años, y el resto, 79 incendios de carácter forestal, un 4,8% inferior a la media.

El Plan de información y vigilancia (PVI) de este verano, que se realiza con la colaboración de nueve Federaciones y 124 Agrupaciones de Defensa Forestal (ADF), y 269 ayuntamientos de la demarcación, ha contado con un equipo de 259 personas distribuidas en el conjunto de 475.502 hectáreas forestales. Este equipo de personas ha cubierto diariamente un total de 91 rutas de vigilancia por espacios forestales, así como 20 puntos fijos de vigilancia, entre las 12.30 h y las 19.00 h. Entre las tareas desarrolladas ha sido la de informar a un total de 38.000 personas sobre actividades y comportamientos en los bosques, especialmente en las zonas de ocio y las más frecuentadas por excursionistas, que pueden ser origen de un incendio.

De acuerdo con el informe, el personal del PVI ha detectado 233 incidencias relacionadas con uso de fuego que podrían haber sido motivo de inicio de incendio. La disuasión ha sido efectiva en el 75% de las personas informadas y, en el resto de casos, se han notificado a las autoridades. Al mismo tiempo, los equipos de vigilancia han detectado 805 puntos de riesgo y revisado más de 4.762 puntos de abastecimiento de agua para detectar posibles incidencias y han revisado exhaustivamente 181 balsas y depósitos de agua destinados a prevención de incendios forestales . La información recopilada al instante sobre el territorio también ha evitado la salida de los efectivos de los medios de extinción debido a falsas alarmas en un mínimo de 20 ocasiones, facilitando que éstos estén disponibles para otras necesidades reales.

Los datos disponibles hasta la redacción del informe final de campaña ponen de manifiesto que, como mínimo, un 55% de los incendios contabilizados están causados ​​por la actividad humana. Aún así, la demarcación de Barcelona ha sufrido un ratio de 14 incendios por cada millón de habitantes, un valor inferior en comparación al resto de demarcaciones, que sufren un ratio de entre 50 y 60 incendios por cada millón habitantes.

Campaña “Ni humo, ni fuego, ningún cigarrillo en el bosque!”

En cuanto a la campaña de difusión y concienciación, este año, y como novedad, los informadores han repartido más de 9.000 ambientadores de vehículo con el mensaje “Ni humo, ni fuego, ningún cigarrillo en el bosque!”, Dado que en la campaña del año anterior se detectó una elevada incidencia de incendios causado por cigarrillos.

Entre las personas informadas, se ha realizado una encuesta de valoración del dispositivo a más de 1.700 personas, resultando que el 98% de las personas encuestadas consideran que este dispositivo de prevención disuade o puede disuadir conductas imprudentes, y se ha detectado que, en más del 52% de los usuarios, las personas informadas eran desconocedoras de aspectos relacionados con las medidas de prevención de incendios forestales en verano.

Acciones de prevención durante todo el año

La Diputación de Barcelona está comprometida durante todo el año en la prevención de los incendios forestales, facilitando tratamientos y aprovechamientos de las zonas forestales, la recuperación de zonas agrícolas, la mejora de caminos y puntos de agua y la ejecución de franjas de protección perimetral en zonas habitadas, entre otras actuaciones. Unas tareas que se realizan en colaboración con los ayuntamientos, las agrupaciones de defensa forestal, los bomberos, los agentes rurales y otros cuerpos de seguridad y protección civil.

Anuncios