Zapatero (no el peor presidente de la democracia española, sino el oficial del calzado), a tus zapatos

Paralelamente expresa que la paralización regional ante una eventual condena del Supremo, no contará con el apoyo de la entidad

Prensa Cámara de Terrassa.- El Pleno de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Terrassa acordó, en la reunión de ayer por la tarde, elevar al Consejo General de Cámaras de Cataluña su posicionamiento de reclamar una sentencia absolutoria del Tribunal Supremo por el llamado Juicio del Proceso y la liberación inmediata de las personas que están sufriendo una larga e injustificada prisión preventiva, dos de los cuales, Josep Rull y Raül Romeva, son ciudadanos de la demarcación territorial de la Cámara. El acuerdo se elevará al Consejo General de Cámaras de Cataluña porque el momento excepcional que vive el país interpela directamente a los actores socioeconómicos y se considera conveniente una postura unitaria de las cámaras de comercio catalanas.

El plenario también acordó una presencia institucional destacada en todas las manifestaciones pacíficas contra una posible sentencia condenatoria. Asimismo y mientras dure la posible privación de libertad de los presos políticos en el llamado Juicio del Proceso, la Cámara de Comercio de Terrassa declinará la asistencia protocolaria a cualquier acto institucional que, al margen del Parlamento y la Generalidad de Cataluña, sea ​​organizado o convocado por los diversos estamentos institucionales del Estado Español.

La Cámara de Comercio de Terrassa dirigirá escritos a todos los partidos políticos del ámbito parlamentario catalán y español; los presidentes del Parlamento y de las dos Cámaras de las Cortes; así como a los presidentes de la Generalitat y el Gobierno español, pidiendo una ley de amnistía que posibilite el diálogo para una necesaria negociación. Una ley que también permitiría el regreso de los exiliados políticos, como el consejero y conciudadano Lluís Puig.

Rechazo al paro de país

Un paro de país buscará inmovilizar las redes de comunicación viaria de cara a detener la movilidad y los flujos logísticos, con la lógica consecuencia de un agravio para nuestra economía. En este caso, si la respuesta a una sentencia condenatoria fuera una parada de país, la Cámara de Comercio de Terrassa no le dará explícitamente apoyo.

Finalmente destacar la necesidad de establecer canales de diálogo político con un horizonte a no largo plazo que posibilite encontrar una salida a la actual callejón sin salida en la relación entre Cataluña y el resto de España.

Anuncios