Prensa Consejo Comarcal.- El proyecto Vallès Circular, impulsado por el Consejo Comarcal del Vallès Occidental, se está centrando este 2019 en impulsar y acompañar la incorporación de la economía circular en la agenda política de los municipios a través de diferentes acciones para avanzar hacia la implementación de la circularidad en los municipios construyendo ciudades circulares. El Consejo Comarcal ofrece talleres de información sobre qué es la economía circular y cómo se puede impulsar desde la administración, al tiempo que pone al servicio de los servicios locales otras propuestas que estos pueden ofrecer a la empresa y la ciudadanía: información y pre-diagnóstico para empresas, transferencia soluciones circulares desde la Plataforma de Asesoramiento y Tecnologías en economía circular, talleres de información y sensibilización en el ámbito de la formación y para la ciudadanía, entre otros.

Todo ello se integra en la Cartera de Servicios del Vallès Circular, que se ha puesto a disposición de los municipios. Durante el 2020 se reforzará el Vallès Circular como estrategia integral, contemplando los ámbitos social, ambiental y económico. Se elaborará un plan de impulso 2020-2023 que refuerce la cooperación institucional y el posicionamiento del territorio, actuaciones directas con impacto directo a empresas y personas, y dinamización comercial.

Así lo ha explicado hoy el presidente del Consejo Comarcal, Ignacio Giménez, en su ponencia en la jornada que la Fundación Cotec para la innovación ha organizado en Barcelona para presentar el Informe Cotec de Economía Circular. El Barcelona ha sido uno de los territorios que ha presentado su estratégica para la transición hacia una economía circular, como caso de éxito que aplica medidas para favorecer la transición del sistema tradicional de producción lineal a uno circular.

El presidente del Consejo explicó que “entendemos que es necesario potenciar el papel de los municipios para reforzar la estrategia y conseguir resultados, reforzando el rol del ayuntamiento como referente y dinamizador del cambio, incorporando la visión de la economía circular en todas las áreas y actuaciones, promoviendo políticas de economía circular y poniendo en marcha prácticas de circularidad por ser ejemplo e influir en los mercados a través de la compra pública y la gestión de infraestructuras”.

Giménez ha remarcado que “nos encontramos en un momento en el que están convergente dos situaciones que nos ponen ante nuevos retos: por un lado la ralentización de la economía y del otro, una situación de emergencia climática que nos obliga a tomar decisiones ya cambiar modelos. Debemos ser valientes y aprovechar esta situación como una oportunidad para desde el mundo local, impulsar una transición efectiva y un cambio de modelo económico “.

Y ha añadido: “algunos han hablado del Gren New Deal. Lo cierto es que el programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente ya planteaba, al principio de la crisis, que la reactivación económica debía basarse en un incremento de las inversiones en energías renovables, recuperación del medio ambiente y la lucha contra la contaminación. Ahora tenemos una oportunidad y una obligación para trabajar desde las políticas locales. Debemos tener en cuenta que hoy en día las ciudades necesitan casi dos tercios de la energía global, producen el 80% de los gases de efecto invernadero y generan la mitad de los residuos mundiales “. “Las ciudades tenemos un papel clave como promotoras, facilitadoras y activadoras de la economía circular, pero necesitamos poder desbloquear un déficit estructural, la financiación”.

Giménez dijo que se necesitan también, “cambios legislativos, medidas fiscales y normativas que actúen como estímulo para nuevos estilos de consumo y la generación de oportunidades de negocio y empleo con medidas como un mayor aprovechamiento de residuos industrial como subproductos o la activación del mercado de reparación de productos y el consumo de segunda mano, reduciendo el IVA aplicado “.

Hoja de ruta para una transición a la economía circular

En 2016 se creó una Red de agentes para impulsar la economía circular en el Vallès Occidental en un marco de colaboración público y privada. En respuesta a las directrices que marcaba la Unión Europea y aprovechando la diversidad de recursos y agentes de la comarca, se identificaron un grupo de administraciones locales, universidades y centros de investigación, agrupaciones empresariales y organizaciones expertas.

Esta Red fue el embrión del gran acuerdo comarcal que se firmó en 2017, el acuerdo Vallès Circular, que situó la economía circular en la agenda política de la comarca. Este es un acuerdo para compartir una hoja de ruta hacia un futuro más sostenible. También para favorecer la transición desarrollando fórmulas creativas de acción, al tiempo que se aprovechan los recursos del Barcelona para situar la comarca al frente de una transformación que ayude a generar riqueza y empleo. El acuerdo está firmado por los 23 ayuntamientos de la comarca, 3 entidades comarcales entre las que está el Consorcio para la Gestión de Residuos, 2 centros tecnológicos y 3 universidades. Cuenta con el apoyo de la Generalitat de Cataluña y la Diputación de Barcelona.

Durante el 2018 se reforzó la actuación en el marco de la promoción económica -incorporando el Vallès Circular como una medida específica del Pacto por la Reindustrialització-, e iniciando una visión de proyecto estratégico comarcal integrando proyectos alineados con la economía circular como el Recooperem -d’aprofitament alimentario en las escuelas-, el Bosques del Vallès – basado en el aprovechamiento de la masa forestal sobrante para convertirla en biomasa para calderas-, y el Turismo agroalimentario, recuperando productos autóctonos con productores locales para reforzar una producción agrícola y de proximidad.

A lo largo de estos años se han realizado tres tipos de actuaciones directas:

  • Actuaciones para potenciar el rol de las administraciones
  • Adhesión al “Compromiso Vallès Circular” para implicar empresas y agentes locales en la estrategia comarcal
  • Promoción de proyectos e iniciativas locales relacionadas con la economía circular
  • Entrevistas de información y prediagnosis a 23 empresas, especialmente de municipios que no disponen de recursos propios
  • Market Place de Economía Circular: espacio de encuentro de empresas para aprender y hacer negocios con la Economía Circular con la participación de 200 personas en 2019.
  • Plataforma Vallès Circular. Tecnología y asesoramiento en economía circular para compartir desde las universidades, las empresas y la administración conocimiento y soluciones en economía circular para ganar competitividad y avanzar en el uso de nuevos materiales o cambios en procesos de producción. Ha dado durante 2018 20 empresas para asesora-las y este 2019 se atienden otras 20.
  • Mapa de recursos circular en la web con una oferta de 50 servicios y soluciones para cambiar procesos de gestión y producción.
  • Introducción de la economía circular en la oferta formativa
  • Comunicación de ideas #pensacircular con recomendaciones para pensar y actuar con criterios de circularidad
  • Servicio de apoyo a empresas, el empleo y el emprendimiento para implementar la economía circular
  • Impulso del cambio de hábitos en la ciudadanía
Anuncios