Nota de Prensa.- Terrassa estará representada en el I Congreso de la Calidad del Aire, que se celebrará los días 24 y el 25 de octubre en Sabadell. Uno de los objetivos de este certamen es reflexionar y debatir sobre las estrategias que son necesarias para reducir las emisiones en el entorno urbano, implicar a diversos sectores para adoptar políticas integrales a favor de la calidad del aire, visibilizar la gestión que hacen las empresas del sector y estudiar las soluciones tecnológicas que ofrece actualmente el mercado. El simposio contará con la participación de más de 70 ponentes, que asistirán a las ponencias programadas y en las 24 sesiones de trabajo (estructuradas en varios ejes como son los de salud, emisiones, movilidad, urbanismo, sensibilización, fiscalidad, evaluación y modelización), que se pueden consultar en https://www.congresaire.cat.

El jueves, 24 de octubre, la directora del Servicio de Movilidad del Ayuntamiento de Terrassa, Susi López, participará en una mesa redonda que debatirá sobre “La gestión operativa de las Zonas de Bajas Emisiones”, para hablar de la implantación que se hace en Terrassa, y que también contará con la asistencia de Maite Fernandez-Armesto, del Ayuntamiento de Barcelona y de Clare Healy, del Old Oak and Parque Royal Development Corporation. La sesión será moderada por Marc Iglesias, del Área Metropolitana de Barcelona (AMB).

La experiencia de Terrassa

Terrassa introdujo en julio cambios para mejorar la movilidad, como una de las medidas previstas en la primera fase de la creación de una Zona de Bajas Emisiones (ZBE) en el ámbito central de la ciudad. Esta es una de las principales medidas que, bajo el lema de «La Revolución Verde», deben permitir avanzar hacia un nuevo modelo de ciudad, donde moverse sea más fácil, con menos tráfico, menos ruidos y menos gases contaminantes. La actuación se contempla en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible, vigente hasta el 2021, y el Plan de Mejora de la Calidad del Aire 2015-2020. Todo ello estará en consonancia con las medidas que se tomarán en el marco del ámbito metropolitano Ámbito 40, donde participa Terrassa, para reducir de manera inminente la contaminación y mejorar la calidad del aire, en concreto, los niveles de emisiones de dióxido de nitrógeno y las partículas en suspensión, para que sobrepasan los niveles determinados por las directivas europeas.

Actualmente, 8 de cada 10 ciudades superan los umbrales máximos de contaminación que están recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). En Cataluña se han los niveles de óxidos de nitrógeno (NOx) y de partículas de diámetro inferior a 10 micras (PM10) en zonas densamente pobladas, como es Barcelona.

El comité organizador del I Congreso de la Calidad del Aire está formado por la Generalitat, la Diputación de Barcelona, ​​el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) y el Ayuntamiento de Sabadell. Otras entidades y organismos que colaboren son la Agencia de Salud Pública de Barcelona, ​​la Autoridad Metropolitana del Transporte, el CSIC, la Plataforma de la Calidad del Aire y el ISGlobal.