Unas cien intervenciones debieron hacer durante esta noche los bomberos de Terrassa, como consecuencia del fuerte temporal que afectó a la ciudad. Afortunadamente ninguno de los casos que en ocasiones requirieron del apoyo de la policía municipal tuvo consecuencias graves.

En la mayoría de actuaciones de los bmberos, las incidencias estuvieron relacionadas con inundaciones y vehículos ocupados, atrapados por el agua.