Área de Comunicación Mossos de Esquadra.- Los Mossos de la División de Investigación Criminal (DIC) de la Región Metropolitana Norte han desarticulado un grupo criminal especializado en los robos en domicilios. Los arrestados son tres hombres de 26, 27 y 33 años y de nacionalidad albanesa y se les relaciona con cinco robos en domicilios de las localidades de Lliçà d’Amunt, Alella, Argentona, Cabrera de Mar y Cabrils. También se les investiga por pertenencia a grupo criminal.

La investigación se enmarca en una serie de robos con fuerza que se habían producido en muy pocos días: entre el 13 y el 15 de octubre llevaron a cabo cinco robos con fuerza en casas situadas en localidades del Maresme donde se desplazaban en un vehículo que habían sustraído en el primero de los robos.

Las pesquisas policiales han puesto de manifiesto que los arrestados pertenecían a grupos especializados en los robos en domicilios que se organizan en baterías y que se intercambian con frecuencia sus integrantes. En su funcionamiento hay un reparto de tareas entre los miembros del grupo: dos de los ladrones acceden a la casa objeto del robo mientras el tercero, el conductor, los espera en el coche mientras realiza tareas de vigilancia. En cuanto al triaje de los domicilios priorizaban las casas a cuatro vientos rodeadas de jardín con una franja horaria de actuación que se situaba a última hora de la tarde, cuando ya oscurecía y les era más fácil pasar desapercibidos.

El modus operandi respondía siempre a la misma estrategia. Aseguraban que no había nadie en la casa seleccionada y saltaban la valla o el muro perimetral. Entonces se dirigían a la ventana más vulnerable y abrían las ventanas con un destornillador o herramienta similar. Una vez dentro buscaban aquellos objetos que habitualmente tienen más salida en el mercado negro como joyas, relojes de alta gama además de dinero en efectivo.

Los investigadores pudieron identificar a los miembros del grupo a través de diversas gestiones de investigación. En este sentido fue importante el hecho de que en el primer robo, cometido el 13 de octubre en Caldes de Montbui los ladrones sustrajeron uno de los vehículos que había en la casa. En el momento que las patrullas detectaron el turismo ubicaron el grupo y observaron sus movimientos. De este modo pudieron identificar los tres miembros de esta batería.

El 16 de octubre a medianoche los investigadores pudieron detener in fraganti en Santa Coloma de Gramenet cuando regresaban de cometer un robo en la localidad de Cabrils. Las averiguaciones policiales habían puesto de manifiesto que los ladrones tenían un escondite en Badalona donde escondían tanto prendas utilizadas en los robos como parte de los objetos sustraídos. Este agujero estaba situado al final de un camino de tierra. Los agentes recuperaron dinero en efectivo, herramientas, piezas de ropa, algunas joyas y piezas de un vehículo de alta gama que habían sustraído en Alella.

En el momento de la detención uno de los integrantes del grupo llevaba encima las llaves del vehículo sustraído.

Los tres presuntos autores de los hechos pasaron a disposición judicial el 18 de octubre y el titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Santa coloma de Gramenet decretó el ingreso en prisión de los tres detenidos.