Nota de Prensa.- El Ayuntamiento de Terrassa comienza mañana miércoles, 13 de noviembre, las obras, con tramitación de emergencia, para asegurar la estabilidad de la cubierta del aparcamiento del Portal de San Roque, que se dividirán en un total de tres actuaciones diferenciadas. Se ponen en marcha así las medidas anunciadas a finales de octubre por la teniente de alcalde de Territorio y Seguridad, Lluïsa Melgares, tras recibir un informe aclaratorio pedido por el Ayuntamiento en la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC). La teniente de alcalde presentó ayer el proyecto a TerrassaCentre, la AVV del Centro, la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Terrassa y la CECOT.

El Gobierno municipal es consciente de que estas medidas afectan al vecindario y el comercio de la zona, especialmente en fechas navideñas, así como el transporte y la ciudadanía en general. Pero consideró que hay que poner la seguridad ante todo y actuar con la máxima responsabilidad y celeridad. Melgares explica que «las actuaciones se han pensado de manera que tengan el menor impacto posible para los peatones y los comerciantes de la zona, sobre todo durante la campaña de Navidad. Daremos el máximo apoyo del Ayuntamiento a los comerciantes dotando a la zona de nuevos elementos ornamentales, música y ambientación de cara a las fiestas para hacer atractiva la zona, a pesar de las obras ».

La primera de las actuaciones, que se pone en marcha mañana, se centra en las obras de refuerzo de la estructura de la cubierta en la esquina de la calle Mayor y la calle de la Cisterna. Para facilitar al máximo la circulación de los peatones hacia el Portal de Sant Roc, estas obras, que serán visibles desde el exterior, se ejecutarán en tres fases que no se solaparán. En primer lugar, se habilitará un vial por encima de la acera para desviar el tráfico de los vehículos que salgan del aparcamiento de la plaza Vieja por la calle Mayor haciendo el giro a la derecha hacia la calle de la Cisterna, desde donde hacer una ruta hacia la calle de Iscle Soler y girar hacia la Rambla de Egara, desde donde podrán girar a la derecha o atravesarla por circular de bajada.

La calle del Valle y el de la Cisterna, sentido sur, se cierran al tránsito normal, reduciéndolo exclusivamente al acceso vecinal, para permitir llevar a cabo esta primera fase de la obra. Una vez finalizada esta primera fase, se podrá restablecer el tráfico entre ambas calles e iniciar las actuaciones de la fase 2, en el tramo central. La tercera fase, que corresponde a la acera norte, se iniciará con posterioridad a la campaña de Navidad. Este proyecto tiene un plazo previsto de unos tres meses.

La segunda actuación se concentrará en el interior de la zona central del aparcamiento y consistirá en un refuerzo del apuntalamiento que garantizará el cumplimiento de la normativa actual para la carga admisible de peatones, hasta que se tome una decisión sobre los futuros usos de este espacio. Se está trabajando con la UPC para ver cuáles son las medidas de intervención en el espacio necesarias para garantizar la seguridad.

Portal de Sant Roc con Rambla de Egara

El estudio de la UPC de octubre descubrió una nueva zona de afectación en la zona, que se trata de la cubierta bajo el cruce de la Rambla de Egara con el Portal de San Roque, donde se desarrollará la tercera y última actuación de las medidas de emergencia programadas. En este ámbito se hará una actuación de refuerzo de la cubierta, similar a la que se llevará a cabo en el cruce entre Mayor y Cisterna, para garantizar su seguridad estructural. La voluntad es poner en marcha esta última actuación pasada la campaña de Navidad, después de que un nuevo informe específico de la UPC concrete la actuación necesaria. Recordemos que a finales de octubre se habilitó un pequeño tramo del paseo central de la Rambla para que pasaran los autobuses para evitar así que pisen una parte de la cubierta afectada.

Recuperación de la concesión

A raíz del conocimiento de las conclusiones del nuevo informe de la UPC, el Gobierno municipal decidió retirar del orden del día del Pleno Municipal del mes de octubre el punto que hacía referencia a la tramitación de la resolución anticipada de la concesión de un bien demanial a la sociedad mercantil Aparcamientos Subterráneos de Tarrassa, SA (ASTASA). La voluntad del Ayuntamiento es continuar el procedimiento y recuperar la concesión del bien demanial más adelante.

El Ayuntamiento de Terrassa y ASTASA llegaron a un acuerdo por el que se procedió al cierre al público del aparcamiento del Portal de San Roque a partir del 1 de agosto, y se acordó iniciar el expediente para la finalización anticipada de la concesión del parking en esta empresa. Ante las dificultades técnicas y económicas que hacían muy difícil el cumplimiento de los coeficientes de seguridad que marca la normativa actual, y dado que el Ayuntamiento tiene en proyecto un ambicioso plan de reordenación de la movilidad en la ciudad, se resolvió iniciar los trámites para finalizar anticipadamente la concesión (que termina en 2022) y cerrar el aparcamiento al público para poder abordar de manera inminente el proyecto de futuro. De este modo, las primeras acciones de reordenación de la movilidad previstas se pudieron empezar a ejecutar en agosto.