Prensa Generalitat.- El Departamento de Justicia iniciará, en las próximas semanas, las obras de arreglo de los juzgados de Rubí para mejorar la confortabilidad de los trabajadores y del público usuario. Los trabajos tienen un coste de 635.946 euros y la empresa adjudicataria – Infraestructuras Trade, SL- las ejecutará en un plazo aproximado de 7 meses.
.
En el edificio principal, situado en la calle Pere Esmendia, 15, se hará un nuevo vestíbulo más amplio y se trasladará la sala de vistas de esta planta en la planta sótano, junto a las otras dos salas existentes. Para poder hacer esta operación, parte de los archivos que hay en la planta sótano se trasladarán a los dos espacios que hay de reserva en las sedes judiciales ubicadas en la carretera de Sant Cugat, 18 y en la calle Espoz y Mina 4 de Rubí.

En la planta sótano del edificio judicial principal se creará una sala para la atención de las víctimas, se adecuará la escalera principal y también una salida de emergencia, se adaptarán los baños y se ampliarán las salas de espera. Además, se acondicionarán las instalaciones para eliminar las humedades mediante deshumidificadores, renovación de aire y climatización. Con todo, el tráfico de trabajadores y usuarios dentro de la nueva sede será más cómodo, ágil y funcional.

Actuaciones en las tres sedes judiciales

El edificio judicial principal de Rubí acoge los juzgados de 1ª instancia e instrucción números 1 (que también hace las funciones de Registro Civil), 2, 3, 4, 5 (violencia sobre la mujer), 6 y el Decanato. En el edificio de la calle de Sant Cugat están los juzgados de 1ª instancia e instrucción 7 y 8 mientras que la sede de la calle Espoz y Mina acoge el Colegio de Abogados y Procuradores.

El partido judicial de Rubí, con una población de 76.423 habitantes, da servicio a 3 municipios del Vallès Occidental: Castellbisbal, Rubí y Sant Cugat del Vallès.

14 nuevos órganos judiciales y 8,4 MEUR (2017 a 2020)

El Departamento de Justicia hace un esfuerzo económico y financia las infraestructuras judiciales a pesar de la falta de inversión del Estado en equipamientos judiciales en Cataluña. Cuando se complete el periodo 2019-2020, la Generalitat habrá puesto en funcionamiento un total de 14 nuevos juzgados aprobados en 2017 por el gobierno español. El presupuesto para hacer efectiva la creación de estos órganos es de 8.399.177 euros, que corresponden a las partidas de obras, instalaciones, mobiliario, tecnologías de la información y trabajadores de los juzgados.

El Estado financia todos los nuevos juzgados, excepto los de Cataluña

La Generalitat gestiona los recursos humanos, tecnológicos, logísticos y materiales de la Administración de Justicia desde 1996. Cataluña fue la primera de todo el Estado que asumió la competencia, pero sin transferencia económica permanente ni para los gastos de personal los nuevos juzgados creados a partir de entonces. Después, también la asumieron Andalucía, Aragón, Asturias, Canarias, Valencia, Galicia, Madrid, Navarra, País Vasco y La Rioja. La diferencia entre Cataluña y el resto es que todas las comunidades con competencia en la Administración de justicia reciben una transferencia finalista y permanente para el mantenimiento del conjunto de los juzgados.