Aparentemente intentando secar un colchón mojado, el propietario de una vivienda situada en la calle de las Borges Blanques, a la altura de la calle de Pau Casals, produjo un incendio que requirió de la presencia de los bomberos y de la policía local que realizó un corte de la calle para evitar la circulación de vehículos y peatones.El hecho ocurrió poco antes de las nueve de la mañana de este miércoles.