Ni siquiera el madrugador gol de los visitantes en el minuto 13 logró inquietar a los jugadores así como tampoco a la grada, porque al recibirlo, ya se percibía en el campo que aquello no era sino el producto de la casualidad.

En efecto, el Terrassa FC que ya es tercero, goleó en el Olimpic 4-1 a un Igualada CF que no logra levantar cabeza esta temporada y que es el farolillo rojo del grupo 5 de la Tercera División.

El empate tardó algo en llegar, pero finalmente, Alex Fernández lo logró en el minuto 35 y Sergi Arranz dos minutos después, encaminó al equipo haciaa la goleada. David Corominas marcó distancia en el 42 al inflar por tercera vez la red visitante. Con ese 3-1 finalizó la primera parte.

La segunda mitad fue encarada con la tranquilidad del marcador favorable y la superioridad, aunque en ningún momento los terrassenses aflojaron, Y para que quedara constancia de quién mandaba en casa, Domingo Berlanga firmó la cuarta y difinitiva diana cuando ya se jugaba el descuento.