Prensa Diputación de BCN.- Aprender y reflexionar sobre el potencial de los patios escolares, no sólo como espacios de ocio, sino también como herramientas de promoción de la salud y del bienestar y como espacios pedagógicos. Este ha sido el tema de reflexión de la jornada “Los patios escolares como oportunidad para promover la salud y el bienestar”, organizada por la Diputación de Barcelona en colaboración con el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), un centro impulsado por “la Caixa”.

La jornada, que ha tenido lugar en el Espacio Francesca Bonnemaison de Barcelona, ​​ha reunido profesionales de diferentes sectores como la educación, la arquitectura, la pedagogía y la salud pública, entre otros; que han puesto en común el valor social, pedagógico y de salud de los patios escolares tanto para la comunidad educativa como para la ciudadanía en general.

La manera en que se conciben y diseñan los patios escolares determina su uso futuro, pero también tiene repercusiones directas sobre la salud. Así, por una parte, los patios pueden transformarse en un recurso potente para el juego, la interacción social y la práctica de actividades diversas. Cuando incluyen espacios verdes promueven el contacto con la naturaleza y hacen posible que la comunidad educativa y el vecindario se beneficie de las ventajas que la vegetación genera para la salud. Con un diseño adecuado también pueden contribuir a reducir los niveles de contaminación atmosférica y de ruido, dos de las exposiciones urbanas más perjudiciales para la salud.

Por otro lado, si se les dota de vegetación, espacios con agua y sombra, pueden convertirse en refugios contra las temperaturas elevadas que derivan del llamado efecto isla de calor que se produce en las ciudades y también del calentamiento global. Además, patios que cuenten con huertos o con otros equipamientos ofrecen oportunidades aprovechables desde el punto de vista pedagógico.

El diseño de estos espacios también puede convertirlos en una herramienta de promoción de la actividad física para luchar contra la obesidad infantil, así como fomentar un juego inclusivo y no sexista.

Según la coordinadora del Área de Cohesión Social, Ciudadanía y Bienestar de la Diputación de Barcelona, ​​Teresa Llorens, que ha participado en la inauguración de la Jornada, «desde la Diputación impulsamos el proyecto Entorno urbano y salud, que trabaja para incorporar la perspectiva salud en diferentes ámbitos que afectan al modelo de ciudad, como el planeamiento urbanístico y el diseño o remodelación de nuevas plazas y parques ».

Llorens también ha defendido que “los centros educativos son un elemento clave para la mejora de la salud y la calidad de vida en las ciudades. El verde en los patios y en los elementos de juego y de interrelación entre los niños fomentan la actividad física y los valores para la salud y la calidad de vida ».

Por su parte, la coordinadora del Área de Educación, Deportes y Juventud de la Diputación de Barcelona, ​​Teresa Sambola, afirmó que «hoy sabemos que se aprende en todos los tiempos y espacios a lo largo y ancho de la vida y que muchas veces los aprendizajes fuera del aula son tan o más significativos que los que se hacen dentro. Esta es una de las ideas que fundamenta la educación 360 que en la actualidad se está consolidando como el paradigma que estructura las políticas educativas locales ».

Sambola también remarcó que este tema de los patios escolares «se alinea con una de las estrategias que guiará la actuación de la Diputación de Barcelona en este mandato: la implicación en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2,030 que, en el ámbito educativo, apuestan por garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje a lo largo de toda la vida ».

Durante el acto ha tenido lugar una conferencia de Carolyn Daher, coordinadora de la Iniciativa de Planificación Urbana, Medio Ambiente y Salud de ISGlobal, y de Catalina Parpal, psicóloga y coordinadora de la Unidad de programas escolares de la Fundación Catalana del Esplai.

También han intervenido, en una mesa redonda para explicar experiencias y puntos de enfoque, Tine Vanfraechem, pedagoga de Bruselas; Pablo García, doctor en Ecología y especialista en paisaje, espacio público y participación; Mamen Artero, arquitecta por la ETSAB-UPC y especializada en bioconstrucción y permacultura; Dafne Saldaña, arquitecta e investigadora en estudios de género; y Carme Cols, maestra coautora del proyecto “El lavadero”, una propuesta de diálogo sobre niños y naturaleza.