Nota de Prensa.- El barrio de las Martinas está situado en el suroeste de la ciudad, en la zona boscosa de la sierra de las Martinas, y es atravesado por los torrentes de las Carboneras y las Martinas, con caminos que conectan directamente con el Anillo Verde. El proyecto del Anillo Verde, que no integra el Parque Natural de Sant Llorenç del Munt, contempla mejorar el mantenimiento y la limpieza de los caminos de uso público y el arreglo de la red de caminos para la circulación preferente de peatones y bicicletas. En este sentido, el Ayuntamiento de Terrassa ha iniciado los trabajos para adecuar y arreglar el recorrido que enlaza las calles de las Martinas y de la Fuente del Moreu que conectan con la calle del Torrent de Can Guitard, en el barrio de las Martinas. Las obras a cargo de Containers Viladecavalls SL. El plazo de ejecución es de dos meses y el presupuesto de adjudicación de 11.709,49 euros.

Las obras de este tramo, que coincide con una parte del sendero de gran recorrido GR de la Federación de Entidades Excursionistas de Terrassa (también conocido como el camino Romeo entre Barcelona y el monasterio de Montserrat), consisten en mejorar el firme, deteriorado por la erosión provocada por la circulación del agua superficial. En concreto, en la calle Camino de las Martinas (también dicho camino viejo de Viladecavalls en Rubí) se mejorará la franja de acera que no está pavimentada; el camino de la Fuente del Moreu arreglará el firme y, en el tramo de conexión de la calle del Camino de la Fuente del Moreu con el del Torrent de Can Guitard, se harán trabajos de desbroce para habilitar un trazado único y bien delimitado, con carteles que impedirán el acceso a vehículos no autorizados.

Anillo Verde, más de 4000 hectáreas protegidas

El Anillo Verde comprende el suelo no urbanizable de Terrassa, menos los terrenos declarados Parque Natural de Sant Llorenç del Munt y l’Obac, y abarca una superficie de 4.568 Ha, con 3.249 Ha de bosques, 882 Ha de cultivos y 416 Ha de equipamientos, viviendas e infraestructuras. Es un proyecto que surgió en el año 2012 como propuesta ciudadana para evitar la degradación del entorno natural y agrícola que hay desde el entorno urbano hasta los límites del término municipal.

Su objetivo es preservar y ordenar este suelo no urbanizable a fin de encontrar un equilibrio entre las funcionalidades ecológica, económica y social del territorio. Los cinco retos marcados son: garantizar la conectividad de todo el territorio del Anillo Verde; conservar la diversidad de su paisaje y mejorar la calidad de sus hábitats; desarrollar su potencial agropecuario; promover el conocimiento y el respeto de sus valores y, finalmente, hacer compatibles sus funciones ecológica, económica y social.

Derribo del edificio de los huertos municipales de Can Casanoves

El Ayuntamiento de Terrassa ha derribado el edificio del recinto de los huertos municipales de Can Casanoves (c /Colón, 542), en el Polígono Industrial de Santa Margarita, por el riesgo que representaba y la falta de garantías de estabilidad del terreno donde se encontraba, lo que hacía inviable su reparación, según los informes técnicos municipales. El edificio disponía de una zona de 76 almacenes agrupados, donde había aseos y espacios comunes. En este ámbito ahora habrá una explanada, ya que los usuarios disponen de unas casetas para dejar las herramientas de trabajo.

Los huertos municipales de Can Casanoves funcionan desde julio de 2007. Ocupan una superficie de terreno de 51.000 m2, situada entre la calle Colón y la carretera de Rubí donde, desde el año 2017, hay 158 parcelas de cultivo , de unos 50 m2, de las que actualmente hay ocupadas 62.